sucesos 

Detenidos dos jóvenes por tres robos con violencia 

En su detención mostraron una gran violencia, golpeando a los agentes. Dos de los policías precisaron asistencia médica por las lesiones causadas

Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Huesca
Comisaría Provincial de la Policía Nacional en Huesca

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos jóvenes, de 18 años, por la comisión de tres robos con violencia, en los que uno de los arrestados abordaba a la víctima mientras el segundo ejercía funciones de vigilancia. Localizaban como objetivos a personas que se encontraban utilizando el teléfono móvil, el cual les arrebataban violentamente su terminal. Uno de los robos fue a un anciano de 90 años. Además en el momento de su detención mostraron gran violencia golpeando a varios agentes que fueron atendidos médicamente. 

La investigación se inició a raíz de la comisión de dos robos con violencia en la madrugada del 24 al 25 de febrero siendo los autores dos jóvenes, que se repartían las funciones en sus ataques, actuando uno de ellos sobre la víctima mientras el segundo ejercía funciones de vigilancia.

En el primero caso la víctima se encontraba caminando por vía pública y hablando con el teléfono móvil, cuando uno de los arrestados se acercó sorpresivamente y le arrebató el terminal tirando fuertemente de su mano.

Una hora más tarde, la segunda víctima se encontraba accediendo al portal de su inmueble, portando el teléfono móvil en una de sus manos, cuando estos varones se acercaron, abalanzándose sobre la mujer y arrebatándole el teléfono con violencia, llegando a causarle lesión en la muñeca.

Las gestiones realizadas entorno a ambos robos permitieron averiguar la identidad de los autores, dos jóvenes de 18 años, y concluir que los mismos eran asimismo los responsables de un tercer robo cometido el 12 de febrero, en el que arrebataron a una mujer un teléfono móvil que acababa de introducir en el interior del bolsillo de su abrigo.

El día 28 de febrero por la noche efectivos policiales acudieron a una llamada en la que se informaba quedos personas se encontraban ocasionando daños en vehículos y mobiliario urbano, localizando en dicho lugar a los jóvenes que estaban investigados como autores de robos con violencia. Al observar la presencia policial, ambos jóvenes huyeron del lugar a la carrera. Uno de ellos, al ser alcanzado, golpeó violentamente el rostro del agente que procedía a su detención. El otro, al ser interceptado mostró una gran violencia, propinando patadas y puñetazos y agarrando del cuello a los agentes, causándoles lesiones de las que fueron asistidos médicamente.

Una vez detenidos, los agentes localizaron entre sus pertenencias un cartera con documentación y un teléfono móvil, averiguando que pertenecían a un señor de 90 años, residente en Zaragoza, que por la mañana había sido víctima de un hurto por parte de estos dos arrestados, quienes se ofrecieron a ayudarle a abrir la puerta del portal de su inmueble, aprovechando el momento para sustraerle estos efectos.

Comentarios