huesca

Dos bares, denunciados por celebrar almuerzos con más gente de la permitida en su interior

En el bar El Gran Capitán el local se arriesga a una sanción mínima de 6.000 euros

Fachada del bar El Gran Capitán que se arriesga, como mínimo, a una sanción de 6.000 euros
Fachada del bar El Gran Capitán que se arriesga, como mínimo, a una sanción de 6.000 euros (foto: google maps)


Dos bares de Huesca han sido denunciados en los últimos días por la Unidad Adscrita de la Policía Autonómica, tras haber descubierto que en su interior se estaban celebrando almuerzos, superando además el aforo permitido y con clientes que no eran trabajadores de los polígonos industriales en los que se encuentran. El primero de los establecimientos, El Gran Capitán, se encuentra en la calle División 52, mientras que el segundo está en el polígono La Magantina. Se trata de dos establecimientos ubicados en polígonos industriales; el decreto del pasado 27 de octubre permite la ocupación al 50%, pero solo de trabajadores de esas zonas, una cuestión que no se estaba respetando, además acumular varias infracciones.

En el informe elaborado por la Unidad Adscrita de la Policía en Aragón se constata que dos agentes realizaron una inspección el viernes 6 de noviembre en el bar El Gran Capitán, en la calle División, 52, de Huesca. Al entrar, los agentes "se encuentran con que en la barra del establecimiento hay tres personas de pie consumiendo", con otro cliente consumiendo también en un habitáculo contiguo. Al acceder al patio interior, "habilitado como terraza totalmente cerrada", comprobaron que había "almorzando unas doce personas", con "dos estufas de butano instaladas" y con "dos ceniceros con varias colillas de cigarros, así como alguna suelta por el suelo".

Además, el propietario del local fue fotografiado "atendiendo a los clientes, con platos de comida en ambas manos y la mascarilla bajada en la barbilla, dejando al descubierto nariz y boca". Por estos hechos, los agentes de la Unidad Adscrita levantaron acta de infracción.

El local se arriesga a una sanción mínima de 6.000 euros, aunque puede ser mayor en función de lo que determinen las autoridades sanitarias. Además, se ha consultado al Ayuntamiento de Huesca y no consta "la existencia legal de dicha terraza interior para el uso público".

Y al día siguiente, y pese a estar previamente advertidos de lo que debían hacer, se levantó un acta a un establecimiento del polígono de la Magantina que estaba permitiendo almorzar dentro del local a unas 20 personas que no tenían ninguna relación con el mismo polígono. Se identificó a todos y se instó a abandonar el local a todos los que no tenían relación con el polígono.

Comentarios