día del trabajo

El 1 de Mayo se centra en pedir la contención de los precios y el incremento de los salarios

UGT y CC. OO. han reunido a un centenar de personas que se han manifestado en Huesca

Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo
Un centenar de personas se manifestaban en Huesca celebrando un nuevo 1 de Mayo reivindicativo


"Que viva la lucha de la clase obrera" o "Contra la crisis, subida de salarios" eran los lemas que coreaban el centenar de manifestantes que, fieles a la conmemoración del 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo, han recorrido convocados por UGT y CC. OO. el tramo que va de la plaza de Navarra hasta las puertas de la Confederación de Empresarios, reclamando subida de salarios, contención de los precios y más igualdad.

Los secretarios provinciales, Carlos Villacampa de UGT y Ana Fernándes de CC.OO, encabezaban la marcha, portando la pancarta reivindicativa, y afirmando que los trabajadores y trabajadoras no deben ser, de nuevo, los paganos de esta crisis.

Este era el lema de esta manifestación, en la que los dos sindicatos mayoritarios animaban a los ciudadanos a volver a salir a las calles. Ante el incremento continuo de la presión inflacionista, consideran urgente tomar medidas eficaces para frenar la subida de los precios que empobrece a la clase trabajadora. Aseguran que es imprescindible garantizar el poder adquisitivo de los hogares, especialmente de aquellos con menos recursos, en un momento en el que elementos básicos de la cesta de la compra registran fuertes subidas de precios, empeorando las condiciones de vida de la población. Añaden, finalmente, que no se puede consentir que se pretenda salir de esta crisis a costa de devaluar los salarios, de generar más pobreza laboral y mayor desigualdad social.

UGT y CC. OO. han recordado que el 1º de Mayo es la fecha reivindicativa y solidaria por excelencia. Por ello, ambos sindicatos han recordado cuestiones como la modificación de los elementos nucleares de la reforma laboral de 2012, y han resaltado la importancia de los ERTE durante todo el tiempo de pandemia, convertidos en escudo social que ha salvado millones de puesto de trabajo, y ha propiciado una rápida recuperación económica.

Los sindicatos dicen que se han logrado importantes acuerdos en los últimos tiempos, como la reforma laboral, la de las pensiones o el incremento del Salario Mínimo Interprofesional, pero los altos precios de la energía y los carburantes, y la invasión rusa a Ucrania han provocado importantes alzas en los precios que dificultan la vida de los trabajadores, dado que los salarios no han subido ni con mucho en la misma medida.

Están convencidos de que las reformas van a contribuir a superar la inestabilidad y la precariedad. Y consideran que hay que continuar con la protección del empleo, con una revisión de las causas y los costes del despido.