ejército

El 90% de las instalaciones del antiguo cuartel Sancho Ramírez van a ser remodeladas

A finales de este primer semestre, llegarán a la capital oscense el Cuartel General de la División Castillejos y su batallón

Obras en el Cuartel Sancho Ramírez de Huesca
Obras en el Cuartel Sancho Ramírez de Huesca


Poco a poco se van completando las obras que se han ido poniendo en marcha en el acuartelamiento Sancho Ramírez, a donde en el primer semestre de este año llegará el Cuartel General y el Batallón del Cuartel General de la División Castillejos con sus dos unidades. Ya en el segundo semestre está previsto que se instale en Huesca el Batallón de Transmisiones. La USAC, Unidad de Servicios del Acuartelamiento, es la encargada de controlar todos los trabajos y pasos que deben darse para que la reapertura del cuartel se haga con todo completado. La licitación final ascenderá a 15 millones de euros, de los que por el momento se han licitado 13,5 millones. Y es que el de Huesca será uno de los dos cuarteles de División de España, junto con el de Burgos.

Esto tiene una gran importancia. Más todavía si se compara con las últimas unidades que hubo en el Sancho Ramírez, que había perdido mucho peso, tanto en cuanto a personal como a entidad de los servicios, algo en lo que ahora se va a dar un salto importante.

Se ha cambiado el 90% de las instalaciones. Interiormente se ha remodelado todo lo que había, y se han adaptado a las unidades que van a venir. Hasta el momento han finalizado las obras de las oficinas donde se ubicará la plana mayor del Batallón, los dormitorios, los vestuarios, la cocina, el comedor, almacenes o el gimnasio, además de otros espacios en los diferentes edificios. Se encuentran en ejecución la rehabitación de la cantina, o la construcción de un centro infantil hasta 3 años, una gasolinera con cuatro surtidores, el segundo escalón de mantenimiento (talleres de reparación de vehículos) o el vallado perimetral de la parcela anexa que cedió el Ayuntamiento de Huesca. En breve también se asfaltará todo el terreno.

Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez
Obras en las instalaciones del Cuartel Sancho Ramírez

La construcción de la Escuela infantil se considera una de las obras que permitirán una mejor organización de la vida de los militares. Son centros para que los militares, que tienen una gran movilidad, cuando lleguen a la ciudad con niños pequeños puedan conciliar la vida familiar y laboral.

Quedan todavía algunas licitaciones, entre ellas la de los “tinglados”, cubiertas bajo que las que protegerán los numerosos vehículos con que contará la División Castillejos. Además también se está actuando en la rehabililtación de varios pisos en las calles Miguel Fleta y División 52, para acoger a algunos de los militares que lleguen a Huesca. En la mayoría de los edificios se ha actuado para renovar la carpintería interior y exterior, escaleras, calefacción, fontanería, solados o aires acondicionados.

En estos momentos, con la USAC, hay unos 40 militares en el cuartel, una cifra que se irá incrementando poco a poco. Está previsto que el número total de ocupación del acuartelamiento sea de 700 personas, entre militares y civiles.

La labor que realizará la División Castillejos será muy importante. La brigada es la unidad fundamental para el combate. El cuartel general de la División manda a varias brigadas y se encarga de su preparación. Si se le asigna una tarea, puede estar desplegada para ejercer el mando de una serie de fuerzas tácticas de una operación militar desarrollada allá donde les digan. Y es que un cuartel general está implicado en diferentes estructuras multinacionales, como la OTAN o la Unión Europea entre otras.

Los componentes de la USAC no tienen sino buenas palabras hacia los oscenses. Consideran que han sido muy bien acogidos en este último año, y que el cariño y aprecio que les ha mostrado la población y las autoridades ha sido excepcional.

Comentarios