huesca

El Ayuntamiento activa los protocolos de prevención ante la ola de calor

El calor ya está presente en Huesca y en la vida de los oscenses
El calor ya está presente en Huesca y en la vida de los oscenses

Ante la ola de calor que afecta estos días a la ciudad de Huesca, el Ayuntamiento ha puesto en marcha las medidas correspondientes para proteger a las personas más vulnerables. En concreto, los Servicios Sociales municipales han activado los protocolos de seguimiento de las personas que tienen servicios de teleasistencia y ayuda a domicilio.

A través de los mismos se está recordando, especialmente a las personas de mayor edad, los consejos básicos, especialmente mantener una adecuada hidratación. Se han activado, asimismo, las medidas para el seguimiento a personas mayores o con discapacidad que viven solas a seguir las medidas recomendadas antes las altas temperaturas. También se ha activado el protocolo para todas aquellas personas sin hogar, mediante el albergue municipal.

Desde el Ayuntamiento también se insta a la población a que mantenga las medidas de prevención habituales, especialmente bebés y niños pequeños, las personas mayores o los enfermos crónicos, que requieren una especial atención cuando hace calor. Beber agua y líquidos a menudo sin esperar a tener sed. No abusar de las bebidas con cafeína, ni de los refrescos azucarados. Y evitar el alcohol, que favorece la deshidratación.

Evitar las horas de más calor, de 12 horas a 17 horas, también se aconseja. Si se trabaja o se realiza deporte o actividades al aire libre es conveniente hacerlo antes de las 12h y después de las 17h. Por supuesto, permanecer en lugares frescos, a la sombra o climatizados.

Alimentarse adecuadamente es clave, como por ejemplo evitar las grandes comilonas y elegir platos ligeros que también contribuyan a mantenerse hidratado. Ensaladas, fruta y platos fríos, protegerse del sol, usar gorra y crema solar repitiendo la aplicación varias veces al día. Usar ropa ligera, holgada, de tejidos transpirables y elegir calzado cómodo.

Donde no se pueda mantener la distancia de seguridad, es imprescindible llevar la mascarilla en aquellos lugares al aire libre. En el coche, será importante conseguir una buena temperatura interior, pues el calor excesivo provoca somnolencia.

Si se vive solo o sola, conviene mantener el contacto con los familiares, amigos o vecinos. Y en su caso con servicios sociales o sanitarios. Si se nota síntomas como calambres, irritación de la piel, agotamiento, pulso débil o aclerado o temperatura elevada no se debe dudar en ponerse en contacto con su centro de salud o los servicios de atención medica urgente.