huesca

El Ayuntamiento cifra la caída de ingresos por el estado de alarma en 2,3 millones de euros

Limpieza de las calles de Huesca durante la pandemia
La limpieza de las calles de Huesca durante la pandemia ha supuesto un gasto extraordinario

Desde que se declarara el Estado de Alarma el pasado 14 de marzo como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por la expansión del coronavirus, el Ayuntamiento de Huesca ha tenido que tomar todo tipo de decisiones extraordinarias y de acometer gastos que no tenía previstos a todos los niveles: sanitarios, sociales, económicos. Una situación que provoca la caída de ingresos de cerca de 2,3 millones de euros, entre impuestos directos e indirectos, según ha detallado el concejal de Hacienda, José María Romance.

En cuanto a las inversiones, por valor de 4,6 millones de euros, es inviable jurídicamente hacer cualquier tipo de modificación sobre el destino de ese dinero. Eso quiere decir que el dinero destinado a una inversión financiada mediante préstamo tiene que dedicarse exclusivamente a inversiones.

No se sabe hasta cuándo puede durar esta situación, hay que estar muy pendientes de la vuelta a la nueva normalidad y el paso por las diferentes fases para regresar a la actividad, en función de las recomendaciones sanitarias. Por ejemplo las pérdidas en el Patronato Municipal de Deportes serán de entre 200.000 y 700.000 euros. No se sabe si las piscinas podrán abrir o en qué momento, pero estarán preparadas, de hecho los trabajadores municipales están ya manos a la obra.

En todo momento, ha dejado claro Romance, "las decisiones que ha tomado el equipo de Gobierno, siempre apoyadas por la Junta de Portavoces, han priorizado a los ciudadadanos. Se ha buscado tanto proteger la salud de todos los oscenses como ayudarles a sobrellevar esta complicada situación, siempre desde los límites que permiten las competencias municipales. Pero todas estas decisiones también tienen consecuencias".

Durante el estado de alarma, el Ayuntamiento de Huesca también ha tenido que acometer gastos extraordinarios que no estaban previstos como la compra de material de protección (EPIS, mascarillas, guantes…), la adquisición de productos para la limpieza y desinfección de calles, polígonos, colegios, etc., la contratación de empresas para acometer la desinfección de vehículos municipales y de servicio público o la puesta en marcha y la vigilancia del Pabellón Río Isuela para personas sin hogar, entre otros. Todos estos gastos suman, de momento, 500.000 euros.

Además, se han puesto en marcha otras medidas como el Plan "Re-Activa Huesca" para autónomos y microempresas que tuvieron que cerrar sus negocios y que ha contado con un millón de euros. También se han suplementado las ayudas de emergencia con 100.000 euros y, próximamente, se dedicarán otros 100.000 euros más.

Ante toda esta situación se han puesto en contacto con el Gobierno Central, con una misiva del alcalde al propio Pedro Sánchez y a través de la Federación Española de Municipios y Provincias para que se puedan alterar algunas normativas que permitan cambiar la regla de gasto y permitir a los ayuntamientos disponer de más dinero en estos momentos de emergencia.

Comentarios