huesca

El Colectivo Ciudadano alegará ante las resoluciones sobre el Seminario

Patrimonio no considera el viejo edificio del Seminario como un conjunto con valor en sí mismo

Seminario de Huesca
Seminario de Huesca

Con el apoyo de Apudepa y más de 1.200 firmas firmas el Colectivo Ciudadano ha impulsado la declaración del edificio del Seminario como Bien de Interés Cultural. Celebra que la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón haya iniciado el procedimiento para otorgar esta declaración en la categoría de Monumento a la Iglesia de la Santa Cruz, pero lamenta profundamente el limitadísimo alcance proteccionista de las otras dos resoluciones adoptadas, tanto la referida a fachadas e interiores, como la relativa a los restos arqueológicos del solar.

Patrimonio no considera el viejo edificio del Seminario como un conjunto con
valor en sí mismo, y aunque asume en buena medida los argumentos sustantivos del informe presentado por el Colectivo Ciudadano para justificar la importancia arquitectónica e histórica insoslayables de los elementos que componen la construcción, no los tiene en cuenta para protegerlos, antes al contrario, son obviados en las resoluciones adoptadas.

Así, solamente gozarán de la consideración de Bien Catalogado del Patrimonio
Cultural Aragonés, la fachada de la plaza de la Universidad, la de la calle General Alsina y otras tres interiores pertenecientes al segundo patio porticado, sin que esta consideración afecte a los edificios que sustentan tales fachadas. Pura política de “fachadismo” inconsecuente. Contradictoriamente, el propio Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento, ya otorgaba protección a los muros exteriores junto con las construcciones en las que se asientan, de manera que la resolución adoptada por la Dirección General viene a enmendar la plana al propio urbanismo local.

Para el Colectivo Ciudadano es inconcebible que no se protejan los dos patios
interiores en su integridad, así como la pieza que se abre entre ambos, fundamental en la conformación histórica del conjunto, constituyendo estos espacios los ámbitos más interesantes y singulares de la construcción, además de mantener un equilibrio conformado a lo largo del tiempo con el patio del propio Museo sito en la plaza de la Universidad. Asimismo, permitir la desaparición de los muros exteriores este y norte constituye un grave atropello a la historia estética y visual de Huesca, tal como se concibe desde tiempo inmemorial a través de distintas perspectivas de nuestro entorno y paseos ciudadanos.

Finalmente, la declaración del solar del Seminario como Zona de Prevención
Arqueológica, no aporta ningún matiz ni obligación distintos a los que determinan los planes municipales cuando se remueven tierras en el área del casco antiguo. El Colectivo Ciudadano proponía la materialización de un parque arqueológico que incorporara atractivos históricos y monumentales al conjunto recuperado para la ciudad, máxime contando con experiencias tan nefastas para la arqueología local como las que pueden verse en el solar de la calle Zarandia, el edificio Vilas o la calle Artiga, o las que se ocultan, como el Círculo Católico y los importantes
hallazgos en la propia plaza de la Universidad y calles adyacentes, conservados bajo el pavimento, hurtados al disfrute público y al conocimiento y difusión de la cultura de la antigüedad.

A tenor de lo manifestado, el Colectivo Ciudadano considera que se ha tomado
una decisión política a la medida de las expectativas municipales, antes que
patrimonial, dado el nulo interés manifestado por el Ayuntamiento para conservar la integridad del conjunto sugiriendo, además, poner en almoneda la mayoría de los edificios con el fin de rentabilizar una conservación mínima tras casi dos decenios de abandono.

El Colectivo Ciudadano presentará alegaciones a las resoluciones firmadas por
el Director General de Cultura y Patrimonio, valorando, en el caso de que no sean atendidas, la personación ante los tribunales con el fin de proteger esta construcción de enorme valor histórico, arquitectónico, patrimonial y sentimental para la ciudad.

Al tiempo, reiteramos al Ayuntamiento de Huesca, que considere la posibilidad de instar al Gobierno de Aragón la instalación en el Seminario del futuro Archivo General de Aragón, inversión que no compromete las arcas municipales y salvaría una pieza fundamental de nuestro maltratado patrimonio.

Comentarios