comunicación

El Congreso de Periodismo espera recuperar la normalidad y volver en marzo de 2022

Andrea Ropero y Lola Ester cerraban una "exitosa" cita que ha vuelto a poner a Huesca en el centro de la reflexión y el debate periodístico

Andrea Ropero y Lola Ester en el cierre del congreso
Andrea Ropero y Lola Ester en el cierre del congreso

Con una conversación entre Andrea Ropero y Lola Ester, el Congreso de Periodismo de Huesca cerraba su edición “híbrida” de este año, calificada desde su dirección, en palabras de Fernando García Mongay “ha sido todo un éxito” por el mero hecho de haberse podido celebrar, con 165 congresistas de manera presencial, asistentes de 11 universidades, público de diferentes países y miles de visualizaciones a través de la red. El objetivo ahora es recuperar la normalidad total y regresar en marzo del próximo año.

Este año la charla de clausura la mantenían las periodistas Andrea Ropero y Lola Ester con sus visiones diferentes sobre la actualidad de la profesión, una más optimista y otra más negativa. Ropero recordaba sus inicios en el periodismo bajo la tutela de Lola Ester, y el gran aprendizaje que suponen los medios locales, también estuvo en Radio Monzón y agradecía  la formación y consejos recibidos por José Luis Barrio. Ambas hablaban de cuestiones como lo que suponen las redes sociales, y su repercusión, a veces mayor que editoriales de algunos periódicos o las trabas que a veces suponen los comunicados y las informaciones que llegan desde los gabinetes de comunicación.

wer

La última jornada dejaba la entrega del premio Blasillo al ingenio en internet que este año recibía el programador y activista informático Jaime Gómez-Obregón por su labor a la hora de sacar a la luz datos de adjudicación de contratos de manera directa por parte del gobierno cántabro y la creación de un portal web que facilitaba al ciudadano encontrar unos datos, que por la ley de transparencia deberían estar a su alcance y no era nada fácil.

"Se premia el anhelo de tantos administrados por una administración pública más transparente y se reconoce el poder transformador de la ciencia de datos para dar luz a lo que es de todos y está en la penumbra", ha explicado.

También en esta última jornada se analizaba el cambio en el tratamiento de las informaciones sobre violencia de género y su evolución durante los últimos 20 años. También se daban a conocer, al igual que en ediciones anteriores, nuevos proyectos periodísticos.