El Flumen sufre una crecida importante, pero sin consecuencias

En Huesca capital la tormenta dejaba entre 50 y 60 litros por metro cuadrado

El Flumen crecido en Tierz
El Flumen crecido este sábado en Tierz

El aviso de crecida del Flumen a su paso por Loporzano, Quicena y Tierz se ha quedado en eso, en aviso, ya que, aunque el río presenta un caudal muy superior a lo habitual, el cauce no se ha visto desbordado en ningún punto de los mencionados términos municipales.

El aviso había sido dado por la Confederación Hidrográfica del Ebro al haber registrado la estación meteorológica del pantano de Montearagón un registro de precipitación de más de 60 litros por metro cuadrado en menos de una hora, 80 litros por metro cuadrado en 24 horas.

El momento de mayor precipitación se registraba este viernes entre las 19:30 y las 20:30 horas, espacio de tiempo en el que caían 60 litros por metro cuadrado.

En Huesca capital también la lluvia se dejaba notar en la tarde de este viernes y la madrugada del sábado, con registros de 51,2 litros por metro cuadrado en la estación meteorológica de la Agencia Estatal de Meteorología situada en Balsas de Chirín, y 60 litros por metro cuadrado en la estación de los Bombertos de Huesca.

Según la concejala de guardia del Ayuntamiento de Huesca, María Rodrigo, todas las obras que el consistorio ha venido realizando para mejorar los sumideros de la ciudad han funcionado, porque las intervenciones que han tenido que realizar los bomberos a causa de la tormenta han sido muy puntuales.

Antes, explicaba Rodrigo, en el momento en el que había episodios superiores a los 40 litros por metro cuadrado comenzaban a formarse charcos y a producirse inundaciones.

Aun así, el vierenes en la calle Lanuza o en la avenida Martínez de Velasco se formaban algunas pequeñas balsas de agua. En la calle Teruel se taponaba una arqueta pero se evacuó rápidamente. También se podía observar acumulación de agua, al rebosar alcantarillas, en las calles Padre Huesca, San Lorenzo, Doña Sancha, Calatayud y Ainielle.

También la fuerte tormenta provocaba algunas incidencias en el Polígono Sepes, en la avenida Doctor Artero y en algunos garajes en la calle Calatayud (aquí, además, se debía cortar la calle hasta que las alcantarillas lograban tragar el agua). Igualmente, caían cascotes a la calle en la avenida Monegros 26.

Un árbol caía en la zona de San Viator, y un coche se quedaba atrapado en la calle Artes Gráficas, donde debía acudir la Policía Local para ayudarle

No solo en Huesca se registraban importantes precipitaciones, en la estación meteorológica de Arguis marcaba 52 litros por metro cuadrado y en la de Valdabra 42.

Comentarios