coronavirus

El Gobierno limita los desplazamientos y asegura los suministros básicos

Las medidas han entrado en vigor desde el momento de su publicación en el BOE

Comparecencia de Pedro Sánchez
Comparecencia de Pedro Sánchez

El Consejo de Ministros,tras una reunión de más de siete horas, ha aprobado este sábado la declaración de estado de alarma en todo el territorio para contener el coronavirus , con medidas de severa restricción al movimiento de personas y la actividad económica, salvo casos de fuerza mayor, a partir del lunes. El real decreto para contener la propagación del COVID-19 establece limitaciones al movimiento -salvo para ir a trabajar, comprar alimentos o medicamentos, acudir a hospitales o cuidar a ancianos o personas dependientes- y la actividad comercial, permite al Estado asumir competencias de otras administraciones y disponer de medios sanitarios públicos, privados y militares. Entrará en vigor a las 8.00 de la mañana del próximo lunes 16 de marzo.(informa (Heraldo de Aragón)

Los desplazamientos permitidos serán los necesarios para ir a trabajar, retornar al lugar de residencia habitual, comprar alimentos o medicamentos, acudir a hospitales o cuidar a ancianos o personas dependientes, y desplazarse a entidades financieras.

El Estado asumirá la condición de "autoridad competente" en todo el territorio, todas las fuerzas de seguridad del Estado quedarán bajo "las órdenes directas" del ministro de Interior, y todos los medios sanitarios públicos, privados y militares quedarán bajo la dirección del titular de Sanidad.
El decreto de estado de alarma limita desde la noche del sábado los desplazamientos a los casos de fuerza mayor y, para los permitidos, se establece que habrá que evitar aglomeraciones y que debe mantenerse una "distancia de seguridad de al menos un metro" para evitar el contagio. Los desplazamientos permitidos serán los necesarios para ir a trabajar, retornar al lugar de residencia habitual, comprar alimentos o medicamentos, acudir a hospitales o cuidar a ancianos o personas dependientes, y desplazarse a entidades financieras.

Impacto económico
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha admitido que el impacto económico que provocará la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus será "grande" y que "mucha gente va a verse damnificada", pero ha sostenido que hay que "defender lo más importante, que es la salud pública". Sánchez ha declinado ofrecer una estimación de dicho impacto, en su comparecencia para explicar el real decreto que declara el estado de alarma, con la justificación de que el escenario es "muy cambiante".  El presidente se ha dirigido a trabajadores autónomos, pymes (pequeñas y medianas empresas) y empresarios, y se ha comprometido a hacer todo lo que esté en su mano "para amortiguar los efectos económicos y sociales de esta crisis de salud publica" y a dar respuesta en el próximo Consejo de Ministros a "muchas de las realidades que van a surgir por el estado de alarma".
En el capítulo dedicado a las "medidas de contención en el ámbito de la actividad comercial", el texto precisa que la permanencia en los establecimientos comerciales cuya apertura esté permitida -cerrarán los 315.000 establecimientos de restauración y hostelería- deberá ser la estrictamente necesaria para que los consumidores puedan realizar la adquisición de alimentos y productos de primera necesidad". Y precisa que "se evitarán aglomeraciones y se controlará que consumidores y empleados mantengan la distancia de seguridad de al menos un metro a fin de evitar posibles contagios".
La asistencia a los lugares de culto y las ceremonias civiles y religiosas, "incluidas las fúnebres", subraya, "se condicionan a la adopción de medidas organizativas" que eviten las aglomeraciones "de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de al menos un metro". La distancia de seguridad también deberá mantenerse en los medios de transporte, por lo que sólo se podrán poner a la venta un tercio de las plazas máximas disponibles, subraya el decreto.

5.753 casos
Las medidas del estado de alarma se han comunicado en una jornada en la que los positivos por coronavirus en España han alcanzado los 5.753 casos, según el balance matinal del Ministerio de Sanidad, aunque posteriormente las administraciones regionales han actualizado los datos con más casos. El balance matinal supone un aumento en 1.522 personas contagiadas respecto a la tarde del viernes.
En cuanto a los fallecidos, la cifra se eleva a casi 200: a los confirmado por Sanidad, posteriormente la Comunidad de Madrid incrementó la cifra en la región en más de 50 casos, y se produjeron más fallecimiento en otras regiones. Mientras, hay 517 enfermos curados y dados de alta. El mayor número de casos positivos por COVID-19 se detecta en las regiones de Madrid (2.940 casos) y Cataluña (509), y hay positivos en todas las regiones de España, excepto en la ciudad autónoma de Ceuta.
Las limitaciones aprobadas por el Gobierno tendrán una duración de quince días que podrán ampliarse otras dos semanas previa aprobación del Congreso de los Diputados y tienen también otras excepciones. La reunión del Consejo de Ministros comenzó a las 10.30 de este sábado y se anunció una comparecencia del presidente del Gobierno a primera hora de la tarde para explicar los detalles del decreto, pero el debate sobre el contenido de las medidas del estado de alarma se ha alargado hasta pasadas las seis de la tarde. A la reunión acudió presencialmente el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, aunque había anunciado que se mantendría en cuarentena tras el positivo en coronavirus de su pareja, la ministra Irene Montero, lo que ha provocado las críticas de dirigentes de los partidos de la oposición.
Fuentes del Gobierno explicaron que Iglesias había decidido ir a Moncloa porque no se habían habilitado los medios telemáticos necesarios para participar desde su domicilio y veía necesario defender presencialmente medidas más contundentes que protejan a los trabajadores ante la emergencia sanitaria.