violencia de género 

El IAM destina más de 13 millones para intentar frenar la violencia machista

El documento se convierte en el protocolo más avanzado de España 

Natalia Salvo
Natalia Salvo

El Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) destinará un total de 13.377.300 euros para el Plan Estratégico para la Prevención y la Erradicación de la violencia contra las Mujeres en Aragón 2018-2021. Las principales novedades del documento son la ampliación de las diferentes formas de violencia ejercidas contra las mujeres, el reconocimiento de los hijos como víctimas directas del maltrato y el refuerzo de la coordinación y respuesta institucional.

La directora del IAM, Natalia Salvo, ha presentado el plan este jueves 2 de agosto junto con el Protocolo de Coordinación Interisntitucional para la prevención de la Violencia de Género y Atención a las Víctimas, que permanecía sin revisar desde 2008. Con la actualización, refuerzo y mejora del documento realizada, Aragón cuenta ahora con el protocolo en materia de violencia de género más avanzado de toda España.

El papel recoge tres líneas estratégicas que son sensibilización y prevención, atención integral y coordinación y gestión pública. Estas actuaciones incluyen un total de 85 medidas concretas que implican al Gobierno de Aragón y otras instituciones.

El protocolo asegura el acompañamiento integral de las mujeres víctimas de violencia y de sus hijos antes, durante y después de la denuncia y se convierte en el único de España que recoge las especificidades de las discapacitadas. El documento incluye actuaciones y procedimientos específicos de ámbitos como el sanitario, el judicial o el de los servicios sociales y organismos de igualdad, entre otros.

Salvo 3 plan 3 (habla del protocolo) [Natalia Salvo, directora del IAM]

Con el nuevo plan, la violencia machista se entiende en un sentido más amplio, el de la Ley Autonómica de 2007, que el que se recoge en la Ley Orgánica de 2004. Por ello, el concepto se extiende a los malos tratos físicos y psicológicos, violencia y agresiones sexuales, acoso sexual, trata con fines de explotación sexual y prostitución, alquiler de vientres o mutilación genital femenina.

“No circunscribimos la violencia al ámbito de una relación afectiva, sino que, como existe en la Ley autonómica y en el Convenio de Estambul, el agresor no necesariamente tiene que estar vinculado a la mujer de manera afectiva”, ha indicado Natalia Salvo.

Salvo 1 plan 3 (dice lo mismo que en los tres párrafos anteriores)

Salvo ha incidido en la necesidad de la detección precoz de las manifestaciones violentas, ya que el plan también incluye actuaciones para abordar la violencia contra las mujeres a través de nuevos medios, como las redes sociales, o de los medios de comunicación.

El protocolo refuerza la coordinación ante las notificaciones y comunicaciones al resto de ámbitos de los informes pertinentes, así como la información recogida en las bases de datos. “Esta era una laguna que teníamos y se ha hecho un esfuerzo importante para que esta información fluya y para que exista una interrelación entre las bases de datos con el objetivo de contar con una información más completa, sobre todo a la hora de estructurar una denuncia o solicitar una orden de protección que ofrezca garantías a las mujeres”, ha añadido la directora del IAM.

Salvo 2 plan 3 (relacionado con los dos párrafos anteriores)

Salvo ha destacado el compromiso del Gobierno de Aragón que ha incrementado el presupuesto en la materia en un 30% respecto al año 2015. “Este incremento presupuestario también se va a ver reforzado con los fondos que van a llegar del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que se aprobaron en la Conferencia Sectorial de Igualdad y de los que a Aragón le corresponden 4,7 millones de euros”, ha añadido Salvo.

Comentarios