SOCIEDAD

El ingrediente fundamental para pedir deseos para el nuevo año

Muchos vecinos acuden con antelación a los supermercados para comprar las uvas, pero otros esperan a última hora y corrían a buscar sus granos

uvas
Las 12 uvas son imprescindibles esta noche

La cena de Nochevieja es una tradición en la que cada cual elige sus platos, pero sobre todo se trata de compartir el cambio del 2018 al 2019 con familiares, allegados y amigos. Los nuevos propósitos son clave y para que se cumplan, tal y como la mayoría de las familias, hay que comerse con cada campanada una uva. Preferencias hay de todos tipos; la más buscada es sin pepitas y blanca puesto que es más fácil de digerir, sin lidiar con los molestos casquillos. Sin embargo, hay otros que aprecian el sabor de la uva morada, y se decantan por ella. Este lunes ha sido una jornada especialmente intensa en los supermercados y las fruterías por las compras de última hora.

Desde Supermercados Alto Aragón, su encargado, Miguel Navarro, indicaba que durante toda la jornada han acudido cientos de clientes porque es una de las noches más especiales del año. La entrada al año nuevo requiere la máxima energía y por eso muchos vecinos deciden organizar auténticas fiestas en sus hogares con todo tipo de complementos e incluso disfraces. Eso sí, poco después, la fiesta es la gran protagonista en las primeras horas del 2019, para lo cual se viste de gala, puesta de largo, para que se note que el arranque del año se realiza con elegancia, con ilusión y con sueños.

Comentarios