educación

El lujo de poder empezar 1º de la ESO en el pueblo: 18 alumnos en el CRA Montearagón de Tierz

En el centro se podrá acabar cursando hasta 4º de la ESO, para lo que habrá que ampliar las instalaciones

Fachada del CRA Montearagón en Tierz
Fachada del CRA Montearagón en Tierz


En el CRA Montearagón de Tierz han comenzado hoy sus clases un total de 18 niños y niñas que han pasado este curso a 1º de la ESO, unos estudios que se van a poder llevar a cabo en este centro, que con el paso de los años irá ampliándolos hasta 4º de la ESO. Se trata de un empeño de los padres de la localidad y del Ayuntamiento de Tierz que finalmente ha dado sus frutos, a la vista del gran número de alumnos con que cuenta este Colegio Rural Agrupado, empezando por las aulas de niños hasta 3 años que funcionan allí desde hace unos años. La mejora de la calidad de vida de los alumnos está en el germen de esta novedad.

El alcalde de Tierz, Jesús Alfaro, indicaba que es una clara apuesta por lograr servicios en el mundo rural, con un proyecto que comenzó hace 16 años con la reapertura del colegio, con infantil y primaria. Destacaba, además, la garantía que da contar con un gran equipo docente, lo que ha hecho que las familias hayan confiado en su trabajo. 

Alfaro también agradecía al Gobierno de Aragón, al consejero de Educación y a la directora provincial de Educación el haber sacado adelante el proyecto, a pesar de todos los problemas que ha supuesto para ello la situación de pandemia. 

El CRA cuenta en la actualidad con 120 alumnos de infantil y primaria de Tierz, que se amplía hasta los 245 contando con el resto de localidades a las que incluye: Angüés, Chimillas, Nueno y Siétamo. De hecho, entre los 18 alumnos de 1º de la ESO, hay tres alumnos de Angüés y una más de Siétamo.

La directora del CRA Monteararagón, Elena Sesé, recuerda que la demanda no salió del equipo docente, sino de padres y Ayuntamiento, pero que lo han asumido como un reto, ya que tanto el claustro de profesores como el equipo directivo han puesto toda su energía para que esto salga adelante y se pueda dar la garantía de una calidad educativa que el alumnado merece.

Además, Elena Sesé destacaba como algo muy positivo que los alumnos ya conocen el centro, se conocen entre ellos y durante todos sus años en infantil y primaria han podido hacer convivencia, que ahora les ayudan a sentirse cómodos.

Los padres y madres, por su parte, consideran esta situación un auténtico lujo, que supone un privilegio y da muchas facilidades a sus hijos. Fueron ellos los principales impulsores de esta mejora y sienten que todo el pueblo se ha volcado en ello al 100%. Una de las madres, Tere Maza, indicaba no tiene precio estar a escasos minutos de casa, no tener que madrugar ni coger transporte, y más en estos momentos que vivimos. 

Los alumnos de 1º de la ESO ocupan la única aula que quedaba libre en el centro, por lo que el año que viene habrá que ampliarlo, para lo que ya hay conversaciones con la consejería de Educación.

Comentarios