HUESCA

El PAR exige garantías y más usos públicos para el antiguo Seminario

La formación política considera que “las inciertas intenciones” para el futuro del conjunto patrimonial deben planificarse de forma ágil

INTERIOR DEL EDIFICIO DEL SEMINARIO
Estado actual del antiguo Seminario

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha calificado como “decepcionante e impropio” el resultado de la última reunión del Patronato del Estudio General, en la que se conocieron algunos aspectos de posibles destinos para el antiguo Seminario de la ciudad.

Según PAR Huesca, “los anuncios efectuados se resumen en inciertas intenciones para un edificio y una cuestión muy importantes para Huesca que necesitan compromiso y gestión”, una vez que “la Universidad de Zaragoza haya rechazado ahora la cesión de un inmueble que costó tres millones de euros del año 2000, aportados por los oscenses, que fue entregado en buen estado y que ha sido abandonado durante 17 años, condenado a la ruina y devuelto”.

“Transcurridos cuatro meses -explica el comité oscense del PAR- de la promesa de crear un grupo de estudio para analizar qué hacer, se apunta únicamente a derribar tal vez la parte sin protección patrimonial para construir un aparcamiento y viviendas mientras se mantiene quizá la idea de ubicar en los espacios históricos, el Vicerrectorado y una biblioteca de investigación universitaria que no será pública, pero en instalaciones compartidas con una hipotética oficina de un todavía inexistente programa municipal de emprendimiento”.

PAR Huesca exige “garantías, planificación ágil y más usos públicos para el antiguo Seminario pero nada de eso se da en este momento, ni se prevé cercano”.

En concreto, “la creación de esa oficina innovadora del ayuntamiento depende de la concesión de unas ayudas de la Unión Europea que hasta noviembre no se determinarán. No se ha indicado alternativa si no llega la subvención. Además, hace quince días el Área municipal de Desarrollo aún estaba en fase de redacción de la propuesta y ahora resulta ser el futuro del Seminario. Esas ayudas europeas son compleja obtención, como reconoció la concejala responsable, aunque se mostrara optimista tras pretender supuestamente hacer ‘lobby’ en Bruselas entrevistándose únicamente con eurodiputados de un solo sesgo político. Tampoco se ha precisado nada para el momento en que concluya ese programa si se logra”.

El comité de los aragonesistas valora que “en el resto del enorme complejo, a la espera de respuesta para las peticiones de declararlo BIC en su conjunto y que se analice la conservación del claustro-patio interior o de restos arqueológicos, el derribo parece su único final para levantar nuevos edificios. Con ello, se requiere viabilidad económica por lo que debe contarse con participación privada porque excede del margen presupuestario del ayuntamiento. Contando con la idea de convertir el solar en zona residencial con un aparcamiento, tiene que incorporarse el encaje, mediante cesión o compensación, de otros usos públicos que respondan a necesidades de la ciudad y al objetivo de revitalizar el Casco Antiguo”.

En ese sentido, PAR-Huesca señala opciones y servicios como una residencia de mayores, viviendas municipales de alquiler, residencia universitaria, equipamientos sociales… “Hay que tener en cuenta -añade el comité del Partido Aragonés- todo el potencial de la extensión y emplazamiento del Seminario y definir un plan. El cambio y ampliación de usos mediante modificación del PGOU se ha publicitado como solución aunque sólo es un procedimiento administrativo largo que permite pero que no diseña un proyecto”.

Con ello, “todo está aún en el aire, transcurrirá 2018 sin decisión alguna y sin que baste con los buenos e ineficaces deseos del ayuntamiento, mientras el Gobierno de Aragón permanece ‘de oyente’ a pesar del reto y oportunidad que este asunto supone para la segunda ciudad de Aragón, a la vez que la Universidad de Zaragoza continúa sin impulsar realmente el campus oscense, siquiera sea para resarcir el desdén con el que ha tratado ésta y otras colaboraciones de Huesca y del Alto Aragón, mientras se ha hecho inversiones millonarias en otros campus, dejando aquí que hunda el Seminario, adquirido cuando el desarrollo universitario de Huesca era un eje del porvenir de la ciudad que hoy está torcido, ante la pasividad de los actuales gobiernos en las instituciones”.

Comentarios