HUESCA

El PAR exige que la comisión de investigación no sirva para una “nueva riña inútil”

Reclama conclusiones compartidas en la comisión y denuncia el clima de división y confrontación, mientras hay pendientes decisiones esenciales

Ayuntamiento de Huesca
Ayuntamiento de Huesca

El Comité de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha exigido hoy a los grupos municipales del ayuntamiento que la comisión de investigación acerca de las agresiones sexuales durante las pasadas fiestas de San Lorenzo, “sea eficaz y concluyente para alcanzar objetivos superiores a sus intereses de partido”. Esta comisión va a ser constituida por acuerdo plenario para dirimir qué gestión de la información llevó a cabo el ayuntamiento en torno a lo sucedido.

Según PAR-Huesca, el órgano municipal extraordinario “es un acierto ante la alarma provocada y las graves acusaciones” y tiene que lograr “dos fines esenciales: por una parte, arrojar luz sobre las aparentes deficiencias, en particular respecto a la transmisión de la información y a la necesaria reacción una vez conocidos los hechos, asumiendo las potenciales responsabilidades, de manera que se pueda recuperar la confianza social en la institución; por otro lado, reforzar un mensaje firme a los oscenses respecto al compromiso común de la sociedad y de las instituciones frente a las agresiones sexuales, con especial consideración a la protección de las víctimas y la prevención de estos ataques, con concienciación y denuncia”.

El comité del PAR entiende que depende de los partidos conseguir esas metas “pero la comisión nunca debe convertirse en el escenario de una nueva riña inútil, como lleva camino a la vista de que, antes de ser creada, ya se ha puesto en cuestión desde el objeto de la misma hasta su composición o comparecencias, en un clima de absoluta crispación”.

PAR-Huesca plantea varios aspectos. Por una parte, “para afianzar la credibilidad de la comisión, sería adecuado que su presidencia recaiga en un integrante de un grupo que no forme parte del gobierno municipal. Más que de un nombramiento de máxima trascendencia real, es un gesto significativo de cara a esa credibilidad y para favorecer el imprescindible cambio de actitudes por parte de todos, hacia la unidad y el acuerdo”. Por otra parte, el PAR considera que analizar “la gestión de la información es un cometido lo bastante amplio para incorporar todas aquellas cuestiones sobre las que es preciso resolver dudas”. Finalmente, “se tiene que marcar casi como obligación, suscribir unas conclusiones compartidas y plenamente transparentes, rotundas y claras que establezcan qué se hizo bien o mal y quién”.

Junto a ello, el comité oscense del Partido Aragonés valora que “un entendimiento en la comisión podría servir para abrir caminos a otros acuerdos en próximas decisiones municipales de importancia como las ordenanzas fiscales o los presupuestos de 2019. No se puede ser iluso y proponer en este momento, a medio año de la convocatoria electoral, un gran pacto global unánime que no se ha producido ni propiciado antes, pero sí debe haber determinaciones con la mayoría más numerosa posible respecto a esos asuntos fundamentales para no paralizar el ayuntamiento y la ciudad. Ni con el tripartito ni ahora con el bipartito es admisible la división y confrontación que durante todo el mandato ha protagonizado la actividad política en el ayuntamiento, en unos años en que Huesca debería haber aprovechado el empuje favorable de la paulatina, aunque lenta e incierta, recuperación económica, tendría que haber culminado planes ya en marcha y haber avanzado mucho más con el consenso de todos”.

Comentarios