HUESCA

El PAR insta a un acuerdo sobre impuestos y voto ponderado que "salve el final del mandato"

La formación política reclama un entendimiento en las ordenanzas fiscales y respecto al "absurdo caso del voto ponderado en las comisiones"

Ayuntamiento de Huesca
Reclaman entendimiento a todos los grupos municipales

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha reclamado a los grupos municipales que actualmente forman parte del Pleno del ayuntamiento, “que realicen una apuesta clara por el diálogo y el acuerdo que permita avanzar en decisiones de la primera institución oscense para impedir su paralización definitiva”.

De esta manera, PAR-Huesca reacciona ante la incertidumbre que supone la perspectiva de que las ordenanzas fiscales sean rechazadas en la sesión plenaria de la próxima semana, “con todas las consecuencias que supondría, con una potencial cuestión de confianza o prórroga de presupuestos y en particular, para la situación política del ayuntamiento que se tornaría prácticamente irreversible, en conflicto absoluto hasta las próximas elecciones”.

El PAR señala que “se debe pisar el acelerador para lograr, de entrada, suficientes apoyos respecto a los impuestos locales para 2019”. Los aragonesistas mantienen su criterio de levantar la presión fiscal a familias y empresas. Por ello, “la rebaja del tipo del Impuesto de Bienes Inmuebles, hasta congelarlo compensando la actualización del valor catastral, ya forma parte de la propuesta dictaminada para el Pleno, pero es insuficiente”. PAR-Huesca considera “factible un entendimiento hacia una mayor reducción, ahora que se ha demostrado que es posible bajar impuestos”.

Por otro lado, el PAR se posiciona acerca del asunto que está centrando el debate y condicionando la aprobación de las ordenanzas. A juicio del comité del Partido Aragonés, “el absurdo caso del voto ponderado en las comisiones tiene que ser resuelto mediante un compromiso de lealtad. Es inconcebible que las comisiones informativas puedan tramitar proyectos con una mayoría que después vayan a ser rechazados en Pleno porque hay otra mayoría, ya que existe discrepancia entre representación y representatividad”.

Para el PAR, “se debe retornar al voto ponderado, aunque el resultado aparente sea convertir al grupo de Cambiar-Huesca en el peaje insaciable. La solución está en el enfoque que desde el Partido Aragonés se ha venido demandando desde el inicio del mandato: abrir a grandes consensos los asuntos clave con todos los grupos y no sólo contar con una parte, forzando la división. La actitud y comportamiento para lograrlo compete en primer lugar al gobierno municipal pero implica a todos los grupos, aminorando la tensión, eludiendo proposiciones irrealizables y aportando cesión y disposición real de pacto por Huesca”.

El PAR alude también a la prevista comisión de investigación sobre las agresiones sexuales en fiestas, “que debe estar protagonizada por esa misma voluntad de eficacia, antes que transformarla en un barrizal”.

PAR-Huesca indica que “se trata en suma de evitar la ruptura de cualquier previsión de aprovechar en beneficio de los oscenses, los últimos meses de mandato sin detener por completo una gestión ya de por sí débil. Ahondar en la crisis de partidos sería una irresponsabilidad absoluta en descrédito de la política y la institución con efectos irreparables”.

Comentarios