huesca 

El PAR rechaza la subida de la presión fiscal del ayuntamiento sobre familias y empresas

La formación aragonesa insta a acordar una reducción de impuestos 

Vista del barrio de Santiago en la ciudad de Huesca con la catedral de fondo
Vista del barrio de Santiago en la ciudad de Huesca con la catedral de fondo

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha rechazado la subida del dos por ciento en el Impuesto de Bienes Inmuebles, propuesto por el gobierno local, “que afecta a todos los oscenses en sus viviendas, garajes, locales, oficinas, explotaciones agrarias, naves… gravando la economía de familias y empresas”. “Este aumento se sumaría a las subidas ya efectivas de los tres años anteriores hasta acumular un 18 por ciento en un mandato, bajo la excusa de la revisión catastral que, además de no ser obligatoria, se puede compensar con una bajada en el tipo del impuesto conservando los mismos ingresos para el ayuntamiento. No se ha querido hacer así sino que se ha incrementado ejercicio tras ejercicio, lastrando la recuperación económica”, se ha valorado desde PAR-Huesca.

El comité del PAR entiende que “la presión fiscal es excesiva, tanto en el IBI como en otros tributos, y no sirve como argumento la necesidad de obtener financiación para servicios e inversiones cuando sigue pendiente el convenio de financiación estable, solicitado por unanimidad y que el Gobierno de Aragón PSOE-CHA niega a Huesca. Tampoco ha revisado las cifras del denominado convenio de Presidencia, tras los recortes del inicio de legislatura. En lugar de la gestión política e institucional para alcanzar todo ello, el ayuntamiento opta por esquilmar los bolsillos de los vecinos”.

PAR-Huesca propone un amplio acuerdo para reducir impuestos “como han hecho en otras ciudades, con gobiernos de todos los colores, demostrando que es perfectamente posible tanto políticamente como a efectos del sostenimiento de la hacienda local”. En referencia a ese diálogo y pacto fiscal municipal, en particular respecto al IBI, el PAR expresa su negativa “a entrar en una rara subasta, como algunos grupos municipales. Ciudadanos el año pasado proponía una rebaja del 3 por ciento y este año, cerca de elecciones, se apunta al 10 por ciento en una sola vez, que es inviable. Cambiar-Huesca apoyó desde el tripartito las sucesivas subidas del IBI durante tres años y ahora, en la oposición, plantea congelarlo. El PP ha pasado en un año del 4 al 5 por ciento de reducción, que fue el porcentaje de reducción que ya propuso el PAR previamente a la anterior subida”.

Reafirma y reitera su criterio sobre la necesidad de revisar la cartera fiscal local que muestra “desequilibrios tributarios que pagan los oscenses”. Según el estudio e informe ‘Panorama de la Fiscalidad Local 2018’, del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), dependiente de Consejo General de Colegios de Economistas de España, Huesca es la sexta capital provincial española con el IBI de Urbana más elevado. Por ejemplo, para una misma vivienda, la cuota tributaria en Huesca es de 405 euros, mientras en Teruel sería de 229 y en Zaragoza de 227, “casi la mitad, incluso antes de las bajadas previstas por esos dos ayuntamientos aragoneses para 2019 y de la subida en nuestra ciudad”.

Así mismo, según el estudio, Huesca figura en el séptimo lugar en cuanto al volumen de los ingresos del ayuntamiento por impuestos que provienen exclusivamente del IBI. Casi el 74 por ciento de la recaudación municipal se debe a este único impuesto. También figura en un ‘ranking’ elevado (13º) en el impuesto de vehículos, que los oscenses pagan con las mismas cuotas que los barceloneses, por ejemplo. La capital altoaragonesa aparece muy por encima de la media en recaudación por tasas pero a la cola en ingresos municipales por el impuesto de transmisiones o plusvalías.

“Este informe demuestra que hay margen para mejorar, reformar las ordenanzas en nuestra ciudad, bajar impuestos, apoyar la reactivación, incidir en la buena administración, en lugar del mensaje transmitido por el gobierno bipartito: se sube otra vez el IBI y no se toca nada más porque ya no se sabe qué hacer”, concluye PAR-Huesca.

Comentarios