huesca 

El PAR valora que la improvisación para la Feria de Teatro y San Lorenzo evidencia de nuevo “la mala gestión municipal”

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha alertado de los posibles efectos negativos de los fallidos concursos y adjudicaciones por parte del ayuntamiento, para la dirección de la Feria Internacional de Teatro y Danza y para la programación musical del recinto de las peñas en las fiestas de San Lorenzo. PAR-Huesca indica que en ambos casos “son muestras evidentes, cuanto menos, de la mala gestión en el actual mandato municipal” que se suman a cuestiones como la contratación de la feria taurina, resuelta previo decreto para un año, la fracasada remunicipalización y ahora prórroga para la limpieza viaria con dudas de legalidad, o la solución a la plantilla de bomberos que sigue pendiente.

A juicio del comité oscense del PAR, en el caso de los concursos y licitaciones, “no sirven excusas contra la Ley o los procesos administrativos, porque todo ello se arrastra con anterioridad a la entrada en vigor de la nueva norma de contratos públicos, que se produjo en marzo. Se debería haber actuado en tiempo y forma, con la suficiente anticipación y hubo reiteradas advertencias para que así se hiciera. Con las justificaciones sobre burocracia, desde el ayuntamiento se está desviando indirectamente la responsabilidad hacia los técnicos y servicios municipales cuando esa responsabilidad es puramente política, de quienes ostentan los cargos”.

“Tras muchos años de la positiva tarea realizada por el anterior director”, esa función en la feria teatral ni siquiera sale a concurso y tiene que ser asumida improvisadamente por el propio ayuntamiento. “La labor previa tendrá que ser apresurada” para un acontecimiento “muy importante en el calendario cultural de Huesca y que situaba a la ciudad en el centro de atención del sector, además de dinamizar la actividad social”. Por ello, según PAR-Huesca, “la feria merecía mucha mayor atención y antelación”.

La programación en el recinto de las peñas queda desierta a 50 días de las fiestas de San Lorenzo, “por un recorte y cambios que han dejado en la mitad el presupuesto. Sólo cabe entender que hay dos posibilidades: o hace dos años se sobrevaloró para dar lustre a una decisión política o este año se ha minusvalorado y puesto en riesgo un apartado relevante de las fiestas”.

Respecto a los bomberos, “el decreto obligando a retirar las pancartas reivindicativas se ocupa solamente de aspectos de imagen pública del actual ayuntamiento. Sin embargo, descolgar las pancartas no oculta que las demandas de la plantilla no han sido atendidas después de mucho tiempo de negociaciones sin respuesta y con afecciones al servicio que están siendo paliadas por la profesionalidad y actitud de los trabajadores del mismo”.

Comentarios