HUESCA

El Pleno aprueba modificaciones "técnicas" del pliego de limpieza viaria

Los votos favorables de PSOE y C’s servían para dar luz verde a estos cambios que pretenden evitar futuros recursos

Pleno celebrado en el ayuntamiento de Huesca
Pleno celebrado en el ayuntamiento de Huesca

El nuevo pliego para el contrato de limpieza viaria del Ayuntamiento de Huesca ya salió aprobado el pasado mes de septiembre con una duración de ocho años y un presupuesto inicial superior a los 22 millones de euros. Sin embargo, las empresas interesadas detectaron errores y formularon 46 preguntas durante el periodo de información pública. Eso llevaba al equipo de Gobierno municipal a llevar a cabo “modificaciones técnicas” que definen como “cambios superfluos” con el objetivo de evitar que haya recursos que retrasen la adjudicación del principal contrato del consistorio, tal y como explica el concejal de Servicios Sociales Roberto Cacho.

Roberto Cacho, concejal de Servicios Generales
CACHO 1 LIMPIO 08

Esto llevaba, no obstante, al principal grupo de la oposición a recordar que “Grhusa presta el servicio de forma ilegal desde hace ya dos años y cuatro meses” y pedían que “se retire el recurso que presentó el Ayuntamiento ante el Tribunal Administrativo de Contratos Públicos de Aragón (Tacpa)” después de que este declarara nulo el intento de remunicipalización de este servicio. El portavoz popular Gerardo Oliván critica que este proceso se demora demasiado en el tiempo con “los recursos tanto humanos como económicos que está costando”.

Gerardo Oliván, portavoz popular
OLIVAN 1 LIMPIO 08

Cacho admite que está siendo un proceso largo pero cree que “necesario” y que las modificaciones de carácter técnico que se aprobaban este viernes sirven para que cuanto antes posible concluya con “una empresa con total garantía y que cumpla la legalidad y preste el servicio con calidad”. Asimismo apostilla que Grhusa está cumpliendo de manera “extraordinaria” con la limpieza viaria durante esta transición.

CACHO 2 LIMPIO 08

El nuevo pliego especifica que el objetivo es garantizar las adecuadas condiciones de salubridad e higiene de la ciudad, y mejorar el bienestar de la ciudadanía. El pliego recoge, además, la renovación de toda la maquinaria por parte de la empresa adjudicataria. En total serán 22 máquinas, que tendrán que estar en funcionamiento en un plazo de seis meses desde la fecha de inicio del contrato. 
Entre los servicios que tendrá que desarrollar la empresa adjudicataria se encuentran el barrido de calles, el baldeo, la limpieza y vaciado de papeleras, la limpieza de polígonos industriales, la retirada de carteles y pancartas o la limpieza intensiva de aceras, calzadas y zonas peatonales; entre otros. Además, limpieza de toda la superficie de las pequeñas zonas ajardinadas de la vía pública, como jardineras corridas y alcorques.
La limpieza se intensificará los fines de semana y festivos, en aquellas zonas donde el tránsito de peatones es continuo, donde suele haber gran actividad o concentración de personas, y en las zonas de ocio y diversión juvenil. Y además, serán servicios especiales de limpieza las limpiezas que, con motivo de las fiestas, ferias, actos públicos de carácter estable, así como otros de similares características promovidas por el Ayuntamiento sean necesarias realizar.
El personal necesario para la prestación de los servicios correrá a cargo de la empresa adjudicataria, debiendo disponer de personal en cantidad suficiente para cumplir las prestaciones objeto de los servicios, y en las condiciones establecidas en el pliego.
Para ello, deberán disponer de las correspondientes plantillas de trabajadores suficientes para garantizar que en todo momento se cubren los puestos de trabajo precisos para la ejecución de los trabajos en los turnos especificados. Todo el personal que cubra cada puesto de trabajo tendrá la formación necesaria dentro de su ámbito de actuación, y siempre de acuerdo con la categoría que desempeñe.
El consistorio, entre los servicios que aparecen en el contrato de limpieza viaria y los que desarrollan las propias brigadas municipales, hace una inversión en limpieza de 65,3 euros por habitante al año. Es decir, cerca de 3,4 millones anuales.
Entre las nuevas máquinas están, por ejemplo, seis barredoras, seis sopladores eléctricos de bajas emisiones sonoras, una desbrozadora o una fregadora de calzada de cinco cepillos.

Comentarios