HUESCA

El PP cree que será evidente cómo fue la gestión informativa de las agresiones sexuales

Los populares no han concluido sus conclusiones de la comisión de investigación pero señalan que el alcalde debió tener conocimiento de los hechos

Gerardo Oliván y Ana Alós
Gerardo Oliván y Ana Alós

Todavía continúa el plazo para que los miembros de la comisión de investigación municipal presenten sus conclusiones tras las sesiones de los últimos días del mes de enero. El Partido Popular elaborará un informe donde se recoja su consideración sobre la gestión informativa de las agresiones sexuales en las pasadas fiestas de San Lorenzo, que ya anticipa su portavoz Gerardo Oliván no fue la adecuada por parte del alcalde de Huesca, Luis Felipe.

OLIVAN 1 COMISION 11

Según el portavoz del Partido Popular (PP), Gerardo Oliván, el alcalde “todavía debe explicar el porqué no recibió la información durante las pasadas fiestas ni por parte de subdelegación del Gobierno en Huesca ni por parte de la Policía Local”.

OLIVAN 2 COMISION 11

Desde el PP señalan que el equipo de Gobierno en el Ayuntamiento cometió ya el error de nombrar como presidente de esa comisión a un concejal de su propio grupo, Fernando Gállego, y además faltaron comparecientes que no acudieron a sus citaciones como la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, o representantes de la Policía Nacional, que, según Oliván, tienen una relación directa con la gestión de la información y habrían podido aclarar detalles importantes. Al no tratarse de funcionarios municipales, no tenían obligación de personarse en la comisión.

Cabe recordar que Luis Felipe insistió en su comparecencia en lo que ya dijo en su momento: “Él solo supo el 9 de agosto que se había activado un protocolo de actuación por una presunta agresión sexual y el 10 de agosto supo que se había activado un segundo protocolo por otro hecho de características similares. Se habían iniciado investigaciones de oficio pero no había denuncia ni ningún detenido”.

No era motivo por lo tanto, según el alcalde, para suspender las fiestas ni para convocar ningún tipo de concentración de repulsa, puesto que debían llevarse a cabo las investigaciones para esclarecer los hechos. El Ayuntamiento de Huesca tiene firmado con el Gobierno de Aragón una normativa de actuación para estos casos que se llama el reglamento Raellas, que no se activó porque había "una indefinición en cuanto al momento en que debe activarse", en palabras de Felipe, que ya le traladó esta circunstancia a la consejera de Servicios Sociales, María Victoria Broto.

Ahora todavía continúa el plazo para que cada miembro de la misma, con sus respectivos grupos políticos, analicen la información recabada y las videoactas donde están grabadas todas las comparecencias. Posteriormente se podrían elaborar las conclusiones generales en una nueva sesión de este órgano de investigación. De lo contrario, si estiman que hay nuevas pruebas que puedan resultar concluyentes se someterá al criterio del conjunto de los miembros si corresponde solicitar más documentos o pedir nuevas comparecencias.

Comentarios