huesca

El PP pide una gestión "racional y equitativa" del Centro Raíces

INAUGURACIÓN CENTRO RAÍCES MANOLÍN ABAD
Día en el que se inauguró el círculo en el Centro Raíces 

El Grupo Popular del Ayuntamiento de la capital oscense defiende la "estricta aplicación de los criterios funcionales y asociativos municipales" en el Centro Raíces, ahora ocupado por un solo colectivo, el Círculo Republicano de Huesca, desde esta formación esgrimen dos motivos que, a su juicio, ponen en duda la correcta aplicación de esos criterios.

Los populares consideran que el local ubicado en la calle La Campana no se ha ofrecido a todas las asociaciones y colectivos oscenses en igual de condiciones, de modo que todos ellos pudieran beneficiarse del uso de los espacios públicos que el Ayuntamiento destina a ese fin. Por otra parte, atribuyen un carácter político a su único ocupante actual, el Círculo Republicano, un extremo que prohíbe expresamente la normativa municipal.

Los populares se reiteran en el carácter "arbitrario" de la decisión adoptada en su día por Luis Felipe, que no consultó con los grupos municipales ni con el ámbito asociativo de la ciudad esa cesión "restringida e improcedente".

El PP recuerda que, en sus inicios, el Centro Raíces se abrió con el propósito de que varias asociaciones compartieran esa instalación. Así sucedió, por ejemplo, con la asociación literaria Aveletra, Afoto, la Asociación Oscense de Realizadores y los Danzantes de Huesca, en lo que se considera una demostración del "dinamismo participativo" que caracterizó sus primeros años.

El grupo popular cuestiona tanto la gestión del local, que Luis Felipe "ha cedido en la práctica al Círculo Republicano", como los valores constitucionales que deben regir el uso de las instalaciones de titularidad municipal. "La “arbitrariedad de esa cesión —añade el PP— ilustra el pánico que siente Luis Felipe ante la participación ciudadana y pone en evidencia su sumisión a las presiones políticas al margen de todo control institucional y asociativo".