congreso agroalimentario de aragón

El sector agroalimentario podría llegar suponer el 30 % del PIB en la provincia en 2020

El peso específico del sector primario y agroalimentario en Aragón manifiesta un aumento gradual

Jorge Gómez, director de Fundesa, presentando la radiografía del Sector Agroalimentario aragonés
Jorge Gómez, director de Fundesa, presentando la radiografía del Sector Agroalimentario aragonés

El director de Fundesa y del Agro-Observatorio de Aragón, Jorge Gómez, presentaba la radiografía del sector Agroalimentario de Aragón, en el transcurso del II Congreso Agroalimentario. De entre las cifras más destacadas figuran que la producción agraria de Huesca es el 8,2% del total de España, con una superficie de cultivo que supone el 9,4% del total nacional. Gómez indicaba que la aportación directa del sector agro en el PIB de Aragón es del 10%, mientras que en Huesca aumenta hasta el 20%. Si se cuenta la aportación directa e indirecta, sumando otros sectores relacionados, en Aragón se alcanza el 15% y en Huesca el 30%.

Atendiendo a los sectores de producción, el bovino supone un 6%, el ovino un 11% y el porcino un 26%. Pero si se atiende a los porcentajes de sacrificio, mientras que los dos primeros están igualados con un 5% y un 10%, respectivamente, en el porcino se sitúa en un 13%, justo la mitad, con un importante margen de mejora. De hecho, se asegura que, dependiendo del desarrollo de las inversiones planteadas, entre 2020 y 2025 se podría alcanzar la cifra del 35 % tanto en censo como en volumen de sacrificio.

Jorge Gómez, director de Fundesa, presentando la radiografía del Sector Agroalimentario aragonés
Jorge Gómez, director de Fundesa, presentando la radiografía del Sector Agroalimentario aragonés

La tasa de cobertura del sector agrario es de un 272% en Huesca, por encima de Aragón que es de 248 y de España que se queda en un 130%. Y por lo que respecta a las exportaciones agroalimentarias, mientras que en España suponen un 17%, en Aragón son el 14,5% y en la provincia de Huesca se aumenta hasta el 47%.

Entre las conclusiones que se extraen figura que hay un aumento gradual del peso específico del sector primario y agroalimentario en Aragón. También se constata la importancia de la representatividad de la producción ganadera en España y del sector de alimentación animal. Se destaca el menor tamaño medio de la industria agroalimentaria, especialmente en Teruel, y que hay un margen importante para el desarrollo de producción ecológica, así como para una mayor transformación agraria, como cereales, frutas y hortalizas. Del mismo modo se incide en la posibilidad de exportación directa mediante colaboración de pymes o aumento de tamaño, así como un potencial exportador en el sector cárnico, frutas y sector vitivinícola.

Aragón tiene oportunidades, como las inversiones y desarrollo del sector “agro” como la mejor políltica para combatir la despoblación y ayudar al desarrollo del medio rural, el pleno empleo en el sector, o una economía basada en recursos endógenos, con menor riesgo de deslocalización. Y en cuanto a los desafíos, equilibrio ambiental y sostenibilidad, necesidad de recursos humanos suficientes y cualificados, investigación o internacionalización.

Comentarios