huesca

El vertido de toallitas húmedas al inodoro está provocando afecciones en la avenida Monreal y la calle Calatayud

El Ayuntamiento recuerda que el mantenimiento de las tuberías de la ciudad cuesta una media de 200.000 euros al año

Imagen de una cloaca de Huesca
Imagen de una cloaca de Huesca

El Ayuntamiento de Huesca está empezando a tener problemas en su ciudad por el atasco en su red de tuberías y desagües. ¿El motivo? El vertido de toallitas húmedas al inodoro. De hecho, en momentos puntuales de lluvia intensa, las alcantarillas se atascan y surgen problemas de inundaciones en calles, garajes y casas. Por todo ello, el consistorio oscense ha hecho un llamamiento para que no se tiren este tipo de elementos al inodoro. Puntos como la avenida Monreal o la calle Calatayud "están resultando un verdadero quebradero de cabeza", cuenta Roberto Cacho, concejal de Medio Ambiente del consistorio oscense.

Roberto Cacho, concejal de Medio Ambiente del consistorio
CACHO 1 TOALLITAS 03 Desde el 2.28

Otro dato es que aporta el concejal el 98% de la red es unitaria, lo que significa que recoge aguas pluviales y residuales, y en el momento que se obstruye y sale, no solo es agua de lluvia.

CACHO 2 TOALLITAS 03 Desde el 4.25

El concejal recuerda que la red de tuberías de saneamiento de la ciudad supera los 130 kilómetros de longitud y que hay que hacer un mantenimiento de ellas que, de media, les cuesta 140.000 euros al año. A ella se suman contratos de mejora, que este año eran 50.000 euros, además del trabajo que hacen las brigadas municipales.

A todo ello se suma, en menor medida, que con las toallitas se están empezando a mezclar las mascarillas quirúrgicas. Cacho reitera que este elemento de protección debe ir al cubo de restos y que "si la toallita no se degrada, imaginaos la mascarilla".

Comentarios