sociedad

En huelga de hambre para que le reconozcan un accidente laboral que le dejó graves secuelas

Guillermo Arias lleva 30 años luchando porque se le pague una indemnización de 800.000 euros por un accidente en el trabajo que no se le reconoció

Guillermo Arias, en huelga de hambre en la plaza Navarra
Guillermo Arias, en huelga de hambre en la plaza Navarra

Guillermo Arias lleva casi 30 años esperando a que sea indemnizado por un accidente laboral que tuvo a los 19 y que le ha causado graves secuelas de por vida. Afirma que la empresa donde tuvo el accidente "tapó lo ocurrido". Se rompió cuatro costillas, un hueso del pie y dos de la mano, pero asegura que "los informes médicos no dieron parte real de las heridas que había sufrido", lo que provocó que le realizaran una rehabilitación con varios huesos rotos que le destrozó por completo el sistema nervioso de muñeca, que la tiene inmóvil desde entonces.

Le han operado incontables veces y, además, sufre fuertes dolores diarios, se le duermen las manos y los pies, todo provocado por cuatro enfermedades en su sistema nervioso central que le detectaron recientemente y que, según le han reconocido algunos profesionales de la salud, los padece a raíz del accidente. 

Guillermo Arias, en huelga de hambre para que le reconozcan un accidente laboral que le ha provocado graves secuelas

Por ello, ha iniciado una huelga de hambre en la plaza Navarra de Huesca para dar a conocer su caso, que está en manos de la Justicia. Los peritajes presentados en los últimos años en instancias inferiores no le han valido, pero el Tribunal Supremo ha admitido el recurso a trámite contra la mutua, a la que le reclama 800.000 euros de indemnización.

Al no haberse constatado accidente laboral, no puede solicitar la incapacidad laboral. Lo prejubilaron de la empresa donde había trabajado en los últimos años y vive con una pensión de 700 euros mensuales. Pero asegura que tiene suficientes documentos para probar ante el Supremo todo lo ocurrido. Y hasta que su cuerpo se lo permita, continuará con la huelga de hambre en el centro de Huesca.