TOROS

Enrique Ponce se lleva el mano a mano con El Juli

El valenciano cortó tres orejas y el madrileño dos. La autoridad decidía tras el festejo mandar a analizar las astas de los seis toros de ElVellosino

Enrique Ponce toros Feria Taurina
Enrique Ponce cortó tres orejas en Huesca

Enrique Ponce se batía con El Juli en un mano a mano que levantó mucha expectación y prueba de ello fue que hubo un lleno en los tendidos, a pesar de la lluvia que acompañó en el inicio del festejo. Antes de empezar la corrida el protagonismo fue para la Sociedad Deportiva Huesca que recibió un homenaje de Tauroemoción, con intercambio de regalos, con la presencia de los jugadores Melero, Aguilera, Chimy, Santamaría y Camacho, junto con el presidente Agustín Lasaosa.

Enrique Ponce, silencio, oreja y dos orejas tras aviso. El Juli, silencio, oreja y oreja. Se lidiaron toros de El Vellosino, desiguales y que no contribuyeron al lucimiento de los toreros, que estuvieron por encima de los astados durante toda la tarde. Al concluir el festejo la autoridad decidía, junto con los veterinarios, enviar a analizar las astas de los seis toros lidiados.

Enrique Ponce volvió a brillar en Huesca, especialmente en su tercero. Antes, el primero quedó muy deslucido por la lluvia y la falta de fuerza. Mató con una estocada que requirió el descabello. Lo mejor las verónicas con las que recibió a este primero. El segundo de su lote, un toro de casi 594 kilos, Ponce se gustó con la muleta, toreando suave, en redondo y haciendo que la faena fuera llegando a los tendidos lo que le valió una oreja.

Pero lo mejor de Ponce se vio en el quinto. Un toro que fue bien al caballo, que humilló y tuvo recorrido en las tandas de mérito que le realizó el de Chiva. Como siempre, Ponce impuso su sabiduría y plasticidad lo que le hizo encontrarse a gusto, dentro de las dificultades que tenía el animal. Mató con un pinchazo hondo que fue suficiente para cortar dos orejas y abrir la Pueerta Grande. Para algunos puede parecer excesivo el premio, pero Enrique Ponce no ofreció dudas en su entrega durante toda la tarde por responder a los tendidos.

El Juli no tuvo suerte en su primero, el peor de la tarde. También le acompañó la lluvia con un piso complicado. El astado se defendía con la cara arriba lo que complicaba los pases. El madrileño estuvo por encima de su oponente, pero la faena no caló en los tendidos y fue silenciada. El cuarto, protagonizó la anécdota de la tarde al derribar al caballo. Fue necesaria mucha fuerza y ayuda para levantarlo. El Juli intentó reconducir con un quite animando a los tendidos. Con la muleta quiso agradar y calentó el ambiente con muletazos con rodillas al suelo. Toreo con suavidad, mientras al toro le aguantaron las fuerzas. Cortó una oreja.

En el sexto, tenía la responsabilidad de intentar abrir la Puerta Grande, como acababa de hacer Ponce. El viento le dificultó y además el que cerraba plaza no acompaño, siendo soso en los primeros tercios. El madrileño se empeñó en intentar agradar y sacarle algo, dentro las pocas fuerzas que evidenció. Todo lo hizo El Juli, pero no era suficiente y su labor fue premiada con una oreja, a petición del respetable.

Este lunes, última corrida a pie para Juan José Padilla que se despide de Huesca, El Fandi y Miguel Abellán, triunfador el año pasado, que lidiarán toros de Salvador Domecq

Homenaje Sociedad Deportiva Huesca toros
La SD Huesca recibió un homenaje en la feria taurina
El Juli toros Feria Taurina
El Juli cortó dos orejas
Comentarios