Exhumarán el cadáver de un oscense para investigar un caso de paternidad  

Así lo ha ordenado del juzgado número de 2 de Huesca tras admitir la demanda de una mujer que sostiene que el fallecido era su padre

El Juzgado de Instrucción nº 2 de Huesca ha ordenado la exhumación del cadáver de un hombre fallecido en 2015 para que un forense del Instituto de Medicina Legal de Aragón le tome una muestra de ADN y realice una prueba de paternidad que determine si una mujer que ahora tiene 63 años es su hija biológica y, por tanto, puede ser reconocida como heredera legítima. Y es que ella sostiene que nació fruto de una relación entre el finado y su madre, que trabajó en el domicilio de él como asistenta la década de los 50 del siglo pasado. Según informa Heraldo.es 

La mujer, representada por el abogado oscense Ricardo Orús, registró el pasado mes de mayo una demanda de determinación de filiación ante el Juzgado. En ella argumentaba que su presunto padre había fallecido soltero en julio de 2015, pero que ella no se había enterado de su muerte hasta fechas recientes ya que no tenía ninguna relación con él ni con su entorno familiar.

Comentarios