In memoriam

Fallece Ramón Justes Carilla

Ramón Justes Carilla / artinCom
Ramón Justes Carilla / artinCom

Ramón Justes Carilla ha fallecido esta madrugada en el Hospital San Jorge de Huesca a los 67 años después de una dura lucha de varios días en la uci para tratar de superar una patología que había causado graves daños en su organismo. Entre otras muchas obras, la vida Ramón Justes atesora un importantísimo papel en proyectos tan relevantes para el Alto Aragón como el nacimiento y desarrollo de las Bodegas Enate, en el Somontano oscense, o la recuperación de la parte más destacada del patrimonio del Balneario de Panticosa.

Nacido en el barrio de San Martín de Huesca el 6 de noviembre de 1952, en el seno de una familia muy numerosa, Ramón Justes vivió también una intensa etapa política en el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) del Alto Aragón y ofició de mano derecha, consejero confidente y amigo del ex presidente Marcelino Iglesias y de otros mandatarios que han tenido y tienen un peso importante en la vida institucional de la provincia. 

Radio Huesca ha realizado un programa especial dedicado su figura 

Humilde, cercano, inteligente, irónico y con un gran sentido del humor, muy aragonés, Ramón Justes se ocupó durante más de un cuarto de siglo de la dirección de Comunicación y Marketing de Bodegas Enate, siempre de la mano de su inseparable compañera Teresa Larrosa. Ramón deja dos hijos, María y Javier, y una criatura más en Salas Bajas, una de las principales bodegas del Somontano, cuya 'paternidad' casi comparten con su propietario, el empresario Luis Nozaleda, a quien conoció cuando fue a encargarle la imagen y la comunicación de su proyecto a la agencia Oza Publicidad.

Precisamente durante el acto de la jubilación de Justes en Enate, en noviembre de 2017, Nozaleda destacó: "Hemos empleado casi la mitad de nuestra vida desarrollando un proyecto, casi la mitad de nuestra energía vital empleada en llevar a cabo un sueño” y "nos lo hemos pasado muy bien y hemos sido listos sacando partido positivo de los líos, hemos hecho cosas por y para los demás". Entre esas "cosas por y para los demás" ocupaba lugar muy destacado la colaboración de Enate con Atades-Huesca, ahora Valentia. Ramón no ocultaba que el día más feliz del año llegaba cuando los chicos y chicas de Atades acudían a los viñedos para vendimiar las uvas que luego se emplearían para elaborar el Vino Amigo, una iniciativa solidaria que perdura y que lleva el sello inequívoco de ese hombre pequeño de gran corazón.

Su refinada y siempre privada sensibilidad le llevó a impulsar y agrandar, de la mano de Nozaleda, la estrecha vinculación de Bodegas Enate con el mundo del arte. Inacabable es la nómina de artistas, desde Antonio Saura a Pepe Cerdá, desde Víctor Mira a Broto, Tàpies, Chillida o Carrera Blecua, pintores de primerísimo nivel que se prestaron a que alguna de sus obras se convirtiera en etiquetas de las botellas de unos caldos, que, no en vano, son reconocidos como el "vino del arte".

Acompañado en la distancia por sus familiares y las decenas de amigos que logró reunir en torno a su carácter socarrón, franco y cargado de bondad, Ramón Justes nos ha dejado en esta fría madrugada de estos tiempos extraños, pero su huella, humilde y discreta, perdurará.

Descanse en paz Ramón Justes Carilla.

Comentarios