DPH

Fotografías de mediados del S.XX con ojos de mujer

Divina Campo cede a la fototeca de la Diputación Provincial su fondo de imágenes, unas 17.000. La gran mayoría, versan de la provincia de Huesca

Radio Huesca 1955. Autora: Divina Campo
Divina Campo retrató un estudio de Radio Huesca. 10 de agosto de 1955

Inició su labor hace ya muchos años, concretamente en 1944 cuando empezó a ayudar a su padre en el laboratorio, y lo cuenta con una pasión y vocación como si hubiera empezado ayer. Se trata de Divina Campo, nacida en Lérida en 1931, hija de padre oscense. Por avatares de la guerra civil, tal y como ella señala, su vida transcurrió entre Lérida, Barcelona y, finalmente, exiliada a Francia, en un campo de refugiados, pero finalmente pudo regresar a Huesca, ciudad que siempre ha “llevado en su corazón”. La provincia de Huesca va a poder disfrutar de toda su labor en la fototeca de la Diputación Provincial de Huesca, a la que ha cedido su fondo de imágenes, alrededor de 17.000.

Hasta el año 2016 se desconocía la existencia de una fotógrafa profesional en Huesca en la década de los 50. Este hecho puede deberse a que su andadura profesional en la ciudad fue breve, entre 1954 y 1958, y la marca comercial que utilizó siguió siendo la de su padre: fotos M. Campo. En abril de ese año, María Jesús Buil consciente de la importancia de este hallazgo informó al personal de la Fototeca de la existencia del fondo fotográfico de Divina Campo y facilitó el contacto con la autora y el visionado de algunas imágenes. Dos meses después Divina Campo Ramiro, como autora y propietaria de su fondo fotográfico, realizó una propuesta de cesión en régimen de comodato de su propio fondo a la Fototeca de la DPH.

CAMPO 1 FOTOTECA 11

Partido de la Unión Deportiva Huesca en el campo de San Jorge 1954
Partido de la Unión Deportiva Huesca en el campo de San Jorge 1954

Las fotos de Divina, en palabras de Elisa Sancho, vicepresidenta de la DPH, “aunque fueran encargos convencionales, de eventos o bodas, poseen una característica especial, hacía fotos espontáneas y singulares, conseguía imágenes nada estereotipadas”. Divina Campo incluso recuerda que fue a fotografiar una boda a la cárcel y que en “aquellos tiempos”, tenía problemas para realizar fotos en las ceremonias “porque al ser mujer no podía tomar las imágenes desde el altar”, recuerda.

SANCHO 1 FOTOTECA 11

Farmacia Domingo 1955
Farmacia Domingo 1955

La colección de Campo además de tener la visión femenina, acerca el panorama y la sociedad del S.XX, ya que el 95% del fondo de Divina Campo versa de la provincia de Huesca. Por ello, posee anécdotas para escribir más de un libro y emocionada las contaba este viernes, junto a su familia, en la institución pública. “No era buena estudiante y empecé a ayudar a mi padre en su laboratorio fotográfico; fui a bodas, a eventos, exposiciones…” También, hice muchas fotos a niños y niñas, y las madres encantadas, son muy agradecidas, porque siempre ven guapos a sus hijos”, relataba sonriente.

Por tanto, amplió su afición y trabajo, efectuando reportajes, sobre todo de niños en las casas que le llamaban, siguiendo con adolescentes en diversas situaciones, con pianos, flores, mobiliario, espejos, etcétera, lo cual hizo que corriese la voz y al ser mujer facilitaba el entendimiento, que se ampliaba a la familia y amigos. Divina Campo incluso recuerda que fue a fotografiar una boda a la cárcel y que en “aquellos tiempos”, tenía problemas para realizar fotos en las bodas porque al ser mujer no podía tomar las imágenes desde el altar”, recuerda.

Divina ceso en la actividad por contraer matrimonio en 1958 y por destino de su trabajo se fueron a vivir a Guipúzcoa, continuando con “sus pinitos de fotos” en plan familiar. En 1960 se trasladaron a Lérida, “aunque visitamos Huesca con mucha frecuencia, por tener familia y grandes amigos con los que todavía nos reunimos asiduamente”, finaliza.

Fototeca Imágenes Divina Campo
Divina Campo muestra las herramientas fotográficas que utilizaba
Comentarios