huesca

Habrá que volver a licitar la sustitución de ventanas y puertas del campin San Jorge

La empresa adjudicataria de este contrato renunció por la imposibilidad de realizarlo en quince días

Visita a las instalaciones del camping San Jorge
El alcalde y el concejal de deportes en una visita a las instalaciones del campìn


El ayuntamiento de Huesca ha resuelto el contrato menor que tenía con la empresa Pryobra 2010 para sustituir la carpintería de puertas y ventanas en las instalaciones del campin San Jorge. La adjudicación se produjo en el mes de noviembre, con un presupuesto de 15.000 euros y un plazo de ejecución de 15 días. Sin embargo, la empresa presentó un escrito al Ayuntamiento renunciando a la adjudicación por no serles posible la ejecución de los trabajos en el tiempo exigido.

El contrato contemplaba el desmantelamiento de la carpintería anterior, que es de puertas de madera y ventanales de hierro, y el posterior suministro y colocación de 15 ventanas y ocho puertas de carpintería metálica en aluminio color bronce, tanto para los vestuarios del campin como para las oficinas.

En el informe de necesidad redactado para proceder a la licitación se indicaba que, "Tras las últimas reformas realizadas en los vestuarios del camping de San Jorge de Huesca, y por diferentes motivos económicos y de certificación, no se pudo llevar a cabo la sustitución de la carpintería, en lo que a puertas (excepto vestuarios nuevos) y ventanas se refiere, quedando para actuaciones posteriores. El estado de la carpintería, tanto en vestuarios (ventanales) como en oficinas (ventanales y puertas), es muy deficiente, ya que tiene muchos años, con estructuras muy oxidadas y con un sistema de cierre obsoleto que da problemas constantes, quedándose los ventanales abiertos en muchas ocasiones, o entrando el aire por diferentes puntos de los mismos".

El escrito añadía que además, los cristales son muy finos, por lo que las ventanas no aíslan del exterior, lo que provoca que las temperaturas dentro del os espacios del edificio sean extremas tanto en invierno como en verano, con la incomodidad que conlleva para el usuario, así como un alto requerimiento energético para aquellas zonas refrigeradas.

Por todo ello, se justificaba la sustitución de las estructuras antiguas de hierro por otras nuevas metálicas en aluminio, que fueran correderas, batientes o practicables, y con vidrio laminar más aislante. También se proponía la sustitución de las puertas de oficinas y sus marcos, por otras de aluminio, ya que las existentes son de madera en mal estado y obsoletas, que además no son funcionales, ya que no ajustan correctamente, siendo reparadas a lo largo de estos años.

Comentarios