huesca

Hormigones Grañén acometerá la urbanización de la parcela anexa al cuartel Sancho Ramírez

Albergará vehículos de la División y también, en el futuro, algún nuevo edificio

vista aérea cuartel Sancho Ramírez y parcela a urbanizar
Vista aérea del cuartel Sancho Ramírez y parcela a urbanizar


El proyecto de urbanización de la parcela anexa al acuartelamiento Sancho Ramírez, que cede el ayuntamiento de Huesca al ministerio de Defensa ya tiene empresa adjudicataria. En este caso es la oscense Hormigones Grañén, que se ocupará de las obras con un coste de 562.000 euros, y un plazo de ejecución de 10 meses.

La urbanización consistirá en la construcción de viales y señalización, red de saneamiento, preinstalación de electricidad, preinstalación de datos y red de abastecimiento.

La parcela objeto del proyecto presenta una forma sensiblemente rectangular con unas dimensiones aproximadas de 134 metros de ancho por 315 metros de largo. Tiene al norte un enlace directo con la calle Siderurgia, lo que facilitará el tránsito de los vehículos que se ubicarán en esta zona. De manera previa al comienzo de las obras se procederá a la retirada y demolición de los elementos existentes que se encuentran en esta parcela.

El terreno de esta parcela, que ha sido cedido por el ayuntamiento de Huesca, tras adquirir algunas parcelas que no eran de su propiedad, se ocupará, principalmente con los vehículos, cerca de 200, con que contará la Brigada Castillejos, algunos de ellos de grandes dimensiones. Además, se dejarán conexiones hechas para algunos edificios que se tiene previsto construir en el futuro en esta parcela, como oficinas o estructuras para resguardar los vehículos.

Comentarios