sociedad

Huesca se teñirá de rosa un año más, para formar parte de la Carrera 'Huesca contra el cáncer'

Unos 2.500 participantes saldrán desde el Palacio de los Deportes, en grupos de 500 y en turnos de media hora a partir de las 10 horas

Entrega de dorsales durante el viernes en los Porches de Galicia
Entrega de dorsales durante el viernes en los Porches de Galicia

Gran ambiente el que se espera en la séptima edición de la Carrera ‘Huesca contra el cáncer’, que regresa este domingo en formato presencial, la cual contará esta vez con un máximo de 2.500 participantes. Dejando atrás la modalidad online, el recorrido de esta ocasión será diferente, de 2,5 kilómetros, y buscando evitar tanto aglomeraciones como el paso de la misma por el centro de la capital.

Durante la semana, la Asociación Española Contra el Cáncer ha repartido en los Porches de Galicia numerosos dorsales a todos los inscritos posibles, a quienes se les ha indicado además que el punto de salida será en el exterior del Palacio de los Deportes. El parking del CD San Jorge el sitio de conclusión la carrera, con unas características que pueden considerarle de semi urbano.

Juanjo Camacho, integrante de la Fundación Alcoraz, hablaba de las modificaciones de dicha edición
CAMACHO 1 CARRERA 15

El trabajo de la AECC, una vez más "encomiable", según Camacho
CAMACHO 2 CARRERA 15

Así, una de las grandes novedades del formato de esta edición es la salida, pues desde las 10:00h hasta las 12:00h se llevará a cabo la misma, aunque en grupos de 500 participantes como máximo en turnos de media hora.

Y es que la Carrera ‘Huesca contra el Cáncer’, organizada por la Fundación Alcoraz en beneficio de AECC, retorna así a la continua lucha por erradicar numerosos de los problemas que supone una enfermedad tan grave como esta. Cabe recordar que AECC continúa apostando fuerte para llegar a un 70% de supervivencia en 2030, con una inversión actual de 20 millones de euros.

Al igual que sucedió en el resto de las ediciones presenciales, la carrera por la lucha contra una de las enfermedades más duras sigue firme en su pelea por concienciar y ayudar a quienes la sufren. Huesca, un año más aunque con medidas distintas, se vestirá de rosa y de deporte para fomentar su lucha y apoyo.