Ignacio Almudévar recuerda al PSOE que en la Constitución se garantiza el derecho de asociación y a la libre expresión

El presidente de la Federación de Polígonos dice que seguirá reivindicando la mejora de las zonas industriales

En pleno acto de la conmemoración de la Carta Magna, el presidente de la Federación de Polígonos de la ciudad de Huesca, Ignacio Almudévar, lanzaba un mensaje al PSOE tras la nota en la que dicha formación censuraba las reivindicaciones realizadas por Almudévar. Éste le recomendaba al PSOE que se lea ciertos artículos de la Constitución, concretamente los que se refieren a la libertad de asociación y a la libertad de expresión.

Por su parte, el alcalde, Luis Felipe, quitaba hierro al asunto.

Hay que recordar que el comunicado de prensa del PSOE llegaba tras otra nota de los populares en la que tachaban de maniobra política la escenificación de la última visita del secretario de estado del Ministerio de Defensa.


Nota de la federación de polígonos de Huesca 

Ante el comunicado de prensa emitido por la Federación del PSOE del Alto Aragón, con acusaciones vertidas contra nuestro presidente por trasladar a la opinión pública las conclusiones de la Federación de Polígonos Industriales de Huesca, la Junta Directiva quiere manifestarse ante la opinión pública en los siguientes términos:

1.- El presidente de la Federación, en cuanto portavoz, no hizo sino expresar lo acordado en la Asamblea General celebrada el pasado viernes. Como es habitual año tras año, deseamos manifestar nuestras inquietudes, quejas, satisfacciones y opiniones ante la ciudadanía, algo absolutamente legítimo y necesario dentro de un Estado de Derecho y por parte de una organización pública por su trascendencia.

2.- Nuestro presidente, elegido democráticamente desde hace muchos años, es un ejemplo de entrega voluntaria y desinteresada, y nunca ha impuesto ni expresado opiniones personales de carácter político.

3.- A lo largo de toda la trayectoria de la Federación, no hemos tenido empacho en reconocer aciertos de las distintas instituciones –sin ir más lejos en esta legislatura con este ayuntamiento- y exigir actuaciones o rectificaciones cuando estimamos que lesionan los legítimos intereses de nuestros asociados. Nunca ha influido el color o la bandería de quienes han regido los destinos municipales o autonómicos.

4.- Siempre hemos intentado tener una interlocución abierta y fluida con las administraciones, sin que nos influyeran sus máximos responsables fueren quienes fueren.

5.- En el caso concreto que tratamos el viernes y explicó el domingo nuestro presidente a través del medio oscense de referencia, nuestra inquietud ante la posibilidad de que se repitan las inundaciones en los polígonos industriales nos conducen a anunciar lealmente al Ayuntamiento de Huesca que interpondremos las acciones precisas por su responsabilidad doble como parte de la junta de compensación del área 13 y como regidor del municipio. No consideramos aceptable la posibilidad de volver a unas circunstancias muy lesivas para nuestras empresas.

6.- Es absolutamente incierto, como apunta el PSOE altoaragonés, que la Federación y su presidente haya estado “los últimos siete años prácticamente en silencio”, porque su presencia en aquellos asuntos que afectan a sus empresas ha sido continua.

7.- La única política que han ejercido la Federación y su presidente es la búsqueda de las mejores condiciones en los polígonos, para que sus empresas tengan todas las infraestructuras y servicios óptimos con los que competir, lo que repercute económica y socialmente en la ciudad. No en vano, la generación de puestos de trabajo y riqueza es una gran acción social como reconoce hoy toda la doctrina de pensamiento en el mundo moderno.

8.- Sorprende este ataque desde un partido y no desde la institución a la que va dirigida la reivindicación. Sin embargo, sí estamos dispuestos a explicarle el fondo del asunto a la Federación Altoaragonesa del PSOE.

9.- Deseamos indicar que “no reblaremos” en el empeño de promocionar empresarialmente la ciudad, porque deseamos una Huesca moderna, con diálogos abiertos, sin acusaciones cuando desde la sociedad civil se practique la libertad de expresión. No nos mueve otro objetivo que trabajar por nuestras empresas, sus trabajadores y por toda la ciudadanía.

10.- Evidentemente, este ataque injustificado no nos desvía de la decisión de la asamblea de buscar una solución eficaz al problema que la motivó. No es una cuestión de agrado incoar acciones legales, aunque es otro derecho absolutamente constitucional, pero las efectuaremos en el caso de no recibir una respuesta satisfactoria. No podemos empeorar, por esta ni por otra vía, las condiciones de unas áreas trascendentales de desarrollo de la ciudad.

Comentarios