HUESCA

Julia Justes, arqueóloga: "Derribar la parte del Seminario del siglo XVI carece de sentido"

La Comisión de Urbanismo aprobó el estudio de detalle del Seminario, con el objetivo de proceder a definir medidas e identificar usos para este área

Seminario de Huesca
Seminario de Huesca

La aprobación del estudio de detalle del Seminario de Huesca es un paso más hacia la recuperación de este espacio, con edificios que se encuentran en estado de ruina desde hace varios años. Existe interés por parte de la Universidad de Zaragoza de utilizar parte de este conjunto para ubicar una biblioteca de investigación y el vicerrectorado del Campus de Huesca, pero la institución ya dejó claro en los últimos años que no podía afrontar los costes que conllevaría una rehabilitación que quince años atrás se cifraba en 13 millones de euros. 

Sin embargo ambas infraestructuras apenas ocuparían 1.500 metros de los 9.500 construidos, que se enmarcan en un solar de nada más y nada menos que 16.000 metros cuadrados. Hay que estudiar, por lo tanto, posibles usos y propuestas no faltan. La concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca, María Rodrigo, señala que es importante que sirva para la necesidades actuales de la ciudadanía y para retomar la vida en ese espacio.

María Rodrigo, concejal de Urbanismo
RODRIGO 1 SEMI 13

Una de las arqueólogas que forman parte de la Comisión Provincial de Patrimonio, Julia Justes, denuncia que el informe de este organismo no se ha tenido en cuenta. Considera que la pretensión del consistorio de derribar el núcleo originario del conjunto arquitectónico “no tiene ningún sentido porque data del siglo XVI pero no tiene valor patrimonial”, pero aun así es uno de los puntos más antiguos de la ciudad y tiene un papel estructural en el conjunto.

Julia Justes, arqueóloga
JUSTES 1 SEMI 13

Justes opina que se debería hacer un esfuerzo en explicar las diferentes fases constructivas del Seminario y las decisiones que se van a tomar con respecto a cada una de ellas, con lo que conlleva. De esa manera, opina, la ciudadanía sería consciente de la repercusión de las medidas que se adopten.

JUSTES 2 SEMI 13

Cabe recordar que la iglesia de la Santa Cruz, el frontal y un patio interior, todo incluido en el conjunto arquitectónico, están catalogados como Bien de Interés Cultural. En el año 2000, el Ayuntamiento formalizó la compraventa de este edificio con el obispado por tres millones de euros. Posteriormente se cedió a la Universidad de Zaragoza porque en ese momento se decía que no se implantaban más planes de estudios en la capital oscense por falta de instalaciones.

Cabe recordar que a comienzos de este año la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca daba el visto bueno para dividir en tres parcelas el antiguo Seminario. Una correspondiente a la Universidad, en la parte catalogada para uso educativo, otra para uso sociocultural o recreativo que saldría a concurso, y la destinada a espacio libre, como zona verde o aparcamiento.

Comentarios