HUESCA

La Asociación de Vecinos de San José pide que el edificio municipal de textil Bretón sea para los vecinos

Rechazan la propuesta de Con Huesca de que acoja los Servicios Sociales porque creen que eso tardaría y que el barrio tiene más necesidades

Solar de Textil Bretón
En el solar de Textil Bretón, además de una residencia de mayores habrá un edificio municipal que pide el barrio


El grupo Vitalia Plus, que levantará una residencia de mayores en el actual solar de Textil Bretón, también construirá un edificio municipal, con una superficie de 355 m². Esta semana Con Huesca proponía instalar allí los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huesca, que deben abandonar su actual sede por el mal estado en que se encuentra. La Asociación de Vecinos del barrio de San José ha salido al paso de esta propuesta rechazándola de plano. Consideran que el barrio no cuenta en la actualidad con infraestructuras suficientes para atender las necesidades de los vecinos, por lo que creen que el edificio debería servir para acoger salas de estudio o lectura, así como de reuniones.

La asociación reconoce que cuentan con el Centro Cultural Manuel Benito, pero aseguran que no dispone de ninguna sala en la que los vecinos puedan reunirse sin solicitarlo. Tampoco cuenta con aulas de estudio. Añaden que en la calle Vicente Campo cuenta con su sede la Asociación La Oscense, para personas mayores, pero también necesita de una importante mejora. Y el torreón 2 del centro cultural, donde se encuentra su sede, es de dimensiones tan reducidas que le inhabilita casi para cualquier actividad.

Así las cosas, los vecinos de San José proponen que si es posible, se lleven los Servicios Sociales al Centro Cultural Manuel Benito, o al edificio vacío de la Seguridad Social en la calle San Jorge. Además, recuerdan que el Ayuntamiento dijo que era urgente, y construir un nuevo edificio no va a ser rápido.

Dentro de sus peticiones, también reclaman la mejora del Centro de Salud Santo Grial y la creación de las cuatro zonas sanitarias. Reconocen que se están trasladando muchas consultas al nuevo centro de salud Los Olivos, por lo que se temen que sea el preludio del cierre.

Aprovechan desde la Asociación de Vecinos para recordar el escaso interés que despiertan entre los responsables municipales. De hecho, un año después de la toma de posesión de la actual junta vecinal, nadie se ha puesto en contacto con ellos para interesarse por el barrio, al igual que ocurre con el resto de barrios. El Consejo Ciudadano solo se ha reunido una vez, el pasado mes de julio en todo un año. En dicho encuentro se presentaron algunas solicitudes, que todavía no han sido atendidas. Y finalmente, muestran su desacuerdo con el cierre de los locales vecinales. Creen que es un agravio comparativo con el resto de colectivos de la ciudad, que sí pueden abrir los suyos, y lamentan que parezca que no se confía en la responsabilidad de las juntas vecinales.