ejército

La constitución de la USAC supone el punto de partida para la reapertura del cuartel Sancho Ramírez

El general Llorente, que presidía el acto, aseguraba que la elección de Huesca fue su situación estratégica

Entrega bandera cuartel Sancho Ramírez USAC
Momento de la entrega de la bandera a la USAC


El teniente coronel Amancio Gómez tomaba posesión, este martes, de su cargo como responsable de la USAC, Unidad de Servicios del Acuartelamiento Sancho Ramírez, que también ha quedado constituida de forma oficial. Un sencillo acto en el salón de actos del cuartel, que está en obras en varios de sus edificios, presidido por el General-Jefe de la Tercera Subinspección General del Ejército, Jesús Llorente suponía la puesta en marcha de todo el proceso que llevará a que llegue a Huesca, a finales de 2020, la División Castillejos, con 700 hombres, convirtiéndose de uno de los dos cuarteles de división más importantes de España.

Tras recibir la bandera, el teniente coronel Gómez aseguraba asumir el mando de la USAC con gran orgullo. Recordaba que se lleva a cabo una actividad frenética de reformas y mejoras, que salen adelante gracias al trabajo en equipo.

Acto seguido se llevaba a cabo un vino español en el que tomaba la palabra el General Llorente, antes de brindar por el Rey. Agradecía a Huesca toda la atención y esfuerzo prestado al Ejército, consiguiendo finalmente que hayan vuelto al cuartel Sancho Ramírez, algo que se hace con más energía, más espíritu, más ganas de volver a empezar, y con más personal y más medios. Además, pedía a los componentes de la USAC que disfruten de Huesca y que trabajen en equipo, con espírituo de servicio y con ilusión.


Brindis USAC
Momento del brindis por parte del General Llorente
Fotograma de los militares en el Sancho Ramírez

El General recordaba que a Huesca llegarán 700 personas con un Cuartel General de División, de los dos que hay en España, desplegado con dos batallones y su General, lo que significará un impulso importante para la capital oscense. La creación de este cuartel, junto con el que existe en Burgos es, en su opinión, una forma de distribuir el Ejército de una forma más proporcional en la geografía española. Añadía que es una unidad muy importante, e implicará que se realicen en Huesca cursos, que haya un número importante de reuniones, y visitas constantes de las personas de las brigadas subordinadas a la división. 

El General aseguraba que la elección de Huesca para acoger este Cuartel de División fue, entre otras cuestiones, por su situación estratégica, con zonas próximas para la preparación o hacer la instrucción del personal. La zona de Aragón tiene presencia militar pero prácticamente se encuentra todo en Zaragoza, con la Academia General Militar, la Brigada Aragón o la Brigada Logística que hay en la capital aragonesa. Sin embargo, Huesca que contó en su día con la Brigada de Montaña y posteriormente con la Jefatura de las Tropas de Montaña, se quedaba sin ninguna presencia militar, tras el cierre del cuartel Sancho Ramírez.

La ciudad les parece perfecta, con una zona que tiene cerca espacios para preparación, para hacer la instrucción del personal. Con 52.000 habitantes tiene la proporción exacta para que quien llegue destinado pueda vivir perfectamente. El contar con el campo de maniobras de Igriés y, a tres cuartos de hora, con el campo de maniobras de San Gregorio, le hace que esté estratégicamente muy bien colocada.

El General Llorente informaba de que en la actualidad se están realizando 11 obras, de las que se encargan 6 empresas, por un valor de 2,3 millones de euros. Además, hay licitadas 4 obras más. Finalmente se invertirán al menos 10 millones de euros para acondicionar el cuartel y dejar unas instalaciones modernas y operativas.

El alcalde de Huesca agradecía al Ejército que reconsiderase su postura y haya optado por la reapertura del cuartel Sancho Ramírez, algo que calificaba de gran acontecimiento. Y a pesar de que las obras apenas han comenzado, Luis Felipe reconocía que ya se nota el trabajo que ha realizado la USAC desde el pasado mes de enero. El cuartel tendrá una trascendencia importante en 2020, decía, pero ya la tiene en la actualidad con la reapertura.

Por su parte, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Isabel Blasco, también destacaba la importancia que para la ciudad supone la puesta en marcha de un cuartel de estas características. Reconocía que su cierre supuso muchos quebraderos de cabeza en la anterior legislatura, por lo que ahora es importante el volumen de personas que llegarán a Huesca, lo que consolidará la ciudad. Blasco valoraba las posibilidades de contratos que se abren. Y ponía de manifiesto el trabajo el equipo que se lleva siempre de forma transversal, a través de diferentes gobiernos de diferentes ideologías. 

Comentarios