PATRIMONIO

La despoblación y la falta de presupuesto acaba con nuestro patrimonio

No hace falta el fuego para devastar nuestra historia, la falta de prevención también llega a borrar del mapa nuestra herencia 

capitel del rey David
Museos como el de Jaca ayudan a preservar y mostrar nuestro patrimonio (capitel del Rey David)

Inmaculada Piedrafita es restauradora y alerta de que la falta de previsión y la despoblación pueden  acabar con una buena parte del patrimonio de la provincia. El incendio de Notre Dame ha obligado a situar el foco en el paisaje histórico y a poner en valor a quienes trabajan en la conservación y restauración de grandes y pequeñas piezas. De estos profesionales depende una correcta recuperación pero, sobre todo, de la prevención.

La prevención es fundamental para poder contar con un patrimonio en condiciones además hay que  conocer las piezas a fondo y para ello es necesario establecer conversaciones con las gentes de los pueblos, con curas o con historiadores. Todo suma y puede ayudar a salvar el patrimonio pero, como explica Inmaculada Piedrafita, lo que ayuda realmente   es la prevención.

Una pequeña pieza puede necesitar tres meses de trabajo intensivo para su correcta restauración. El caso de la Virgen de Arbués del Museo Diocesano de Jaca

La despoblación es un factor devastador con nuestra propia historia, Inmaculada asegura que si  se echa un vistazo a ese patrimonio en nuestra tierra, la imagen no es tan idílica como parece. Ermitas abandonadas, dejadez o una restauración por manos no expertas pueden acabar con siglos de historia, a fin de cuentas con la herencia de la que somos responsables.

Inmaculada acaba de restaurar una pequeña virgen de Arbués para el Museo Diocesano de Jaca, este trabajo le ha llevado casi tres meses de trabajo intensivo.

Comentarios