museos

La exposición de Labitolosa se prorroga hasta el 5 de enero de 2020

Desde el pasado 14 de marzo, la muestra “Labitolosa. Una ciudad romana en el Pirineo oscense” ha recibido a más de 30.000 personas

Exposición de Labitolosa
Exposición de Labitolosa

A pesar de que estaba previsto su cierre para el 15 de septiembre, los más de 30.000 visitantes que ha recibido el Museo de Huesca desde la inauguración de la exposición “Labitolosa. Una ciudad romana en el Pirineo Oscense”, el museo se ha visto obligada a prorrogarla hasta el próximo 5 de enero del próximo año. De igual manera, se seguirán realizando actividades didácticas para escolares y visitas guiadas por parte del comisario de la exposición, José Ángel Asensio.

La exposición acerca a los visitantes los frutos de más de 25 años de excavaciones que han sacado a la luz numerosos vestigios materiales y que pretende reivindicar la importancia de Labitolosa como el gran conjunto romano del Alto Aragón y uno de los más destacados de la Comunidad Autónoma, cuyo nombre se halla presente en la literatura arqueológica de todo el mundo gracias a la importancia de los descubrimientos llevados a cabo tras más de 25 años de trabajos arqueológicos.

La muestra, que está formada por casi 200 piezas restauradas y documentadas por el personal del Museo de Huesca y que se divide en varios ámbitos distribuidos en las tres salas del Palacio medieval de los Reyes de Aragón, reivindica también el papel de la arqueología en el proceso de construcción del conocimiento histórico, sobre todo en el caso de Labitolosa, gracias al buen estado de conservación de sus vestigios.

Así mismo, la muestra cuenta con la colaboración del Museo de Zaragoza, que ha prestado una de las lápidas procedentes de la Curia para su exhibición en Huesca.

Comentarios