huesca

La Fundación Hidrógeno, en busca de nuevos combustibles sostenibles de aviación

La institución, ubicada en Walqa, forma parte del proyecto 4Aircrafts de la Unión Europea

Fundación del Hidrógeno de Aragón ubicada en Walqa
Fundación del Hidrógeno de Aragón ubicada en Walqa

La aviación está detrás del 13% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas al transporte, con más de 900 millones de toneladas de CO2 anuales. Las previsiones indican que el número de vuelos aumentará un 42% hasta el año 2040, lo que llevará aparejado un incremento del 21% en las emisiones contaminantes ligadas a este tipo de desplazamientos, imprescindibles en un mundo cada vez más global.

Además de ser un proyecto estratégico para las empresas de la Unión Europea, es un sector dependiente de combustibles de alta densidad energética, de ahí que resulte esencial la investigación para dar con otros que los sustituyan y que sean más limpios, en línea con la voluntad que los integrantes del Grupo de Acción del Transporte Aéreo (GAT, una coalición internacional independiente que engloba a los principales agentes del sector) han manifestado para reducir las emisiones de GEI al menos un 50% para 2050, horizonte en el que la Unión Europea se ha marcado también el objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono.

Es justo aquí donde incide el proyecto 4AirCrafts, que reúne a 7 organizaciones europeas -entre las que está la Fundación Hidrógeno Aragón-, una japonesa y otra brasileña que van a colaborar para desarrollar combustibles de aviación alternativos de última generación. Lo harán mediante una tecnología disruptiva que contempla el desarrollo de catalizadores de próxima generación y su interacción sinérgica para la conversión directa de CO2 en combustibles líquidos destinados a la aviación que además sean sostenibles y competitivos desde el punto de vista económico. Una revolución tecnológica sin precedentes basada en una solución de economía circular con las energías renovables como protagonistas.

Participan en el proyecto junto a la Fundación Hidrógeno Aragón, que contará con un presupuesto de 485.000 euros y probará en sus instalaciones los desarrollos junto con el resto de socios, la Universidad de Hokkaido (Japón), la Universidad de Helsinki (Finlandia), la Universidad de Bielefeld (Alemania), la Universidad de Turín (Italia), la Universidad de Amberes (Bélgica), la Universidad de Sao Paulo (Brasil) y los españoles Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas CSIC (INMA, Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón e ICV, Instituto de Cerámica y Vidrio) y Centro Vasco de Materiales, Aplicaciones y Nanoestructuras (BC Materials). También participa la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID).