sociedad

La Fundación Rey Ardid invita a reflexionar sobre el cuidado de las personas dependientes

La residencia Rey Ardid acogerá este viernes a las 11:30h una jornada para hablar sobre el trabajo de los cuidadores de personas dependientes

logotipo fundación rey ardid
Logotipo fundación rey ardid

Con motivo del Día del Cuidador, la Fundación Rey Ardid invita a todos los oscenses a reflexionar este viernes acerca del cuidado de las personas dependientes, en una jornada que tendrá lugar en la residencia Rey Ardid Huesca a partir de las 11:30 horas. La cita, en colaboración con la Asociación Española contra el Cáncer en Huesca, contará con los psicólogos Héctor Olmedo y Carmen Rodrigo como ponentes.

Y es que, desde la propia fundación insisten en que el cuidado de dichas personas también puede tener efectos negativos sobre el bienestar de los cuidadores. Tanto que puede llegar a perjudicar su estado físico y emocional y sus relaciones sociales.

Por ejemplo, gran parte de los cuidadores, en especial si velan por personas con demencia, sufren una significativa sobrecarga física, psicológica y emocional. Sobre todo, cuando no se encuentran con apoyos tan importantes como el familiar, económico o institucional que les permitan desarrollar la labor de cuidado en unas condiciones mucho más favorables.

En cifras, se habla de que cerca de un 90% de los cuidadores presentan alguna afectación del estado de ánimo, como apatía, irritabilidad, ansiedad o trastornos depresivos. A ello se suma que pueden sufrir dolores musculares o de cabeza, alteraciones del sueño o desajustes gastrointestinales, entre otros. Son muchas las posibles actuaciones de apoyo a cuidadores, desde las intervenciones formativas para familiares a los programas de orientación y apoyo psicológico a los cuidadores.

En ese sentido, reclaman que “tan necesario como extender las redes formales de cuidado a personas mayores es fortalecer los programas de apoyo a cuidadores informales”. Todas ellas son cuestiones sobre las que se reflexionará este viernes en la residencia Rey Ardid.