SUCESOS

La Guardia Civil investiga al conductor de una moto que iba a 181 km/h en un tramo de 70

Al ver a los agentes, el motorista realizó un cambio de sentido para evitar ser parado

Carretera A-131
La A-131 a su paso por Sariñena

El G.I.A.T. de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca, ha investigado a varón de 33 años vecino de Huesca por un delito contra la seguridad vial, al ser detectada su motocicleta circulando a 181 km/hora en un tramo de vía interurbana cuya limitación de velocidad es de 70 km/hora.

Ocurrió el pasado 6 de febrero, cuando los agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca se encontraban realizando un control de velocidad en un tramo interurbano de la Carretera A-131 en término municipal de Huesca, donde la velocidad máxima permitida es de 70 km/h. Este exceso de velocidad se corresponde con un delito contra la seguridad vial.

El conductor de la motocicleta al pasar por el punto de control fue captado por el radar, pero antes de que la patrulla pudiera darle el alto, para notificarle la infracción cometida, el conductor de la motocicleta realizó un cambio de sentido, no pudiendo ser interceptado por los agentes operadores del radar, debido a la excesiva velocidad que llevaba la motocicleta.

Dado que la velocidad a la que había sido captada la motocicleta por el radar era de 181 km/h, una vez aplicados los márgenes de error correspondientes, esta velocidad supera el margen recogido en el Código Penal de más de 80 km/h por encima de la velocidad permitida en la vía, en este caso 70 km/h, por lo que la infracción cometida no se trataba de un trámite administrativo, sino de un delito.

Por parte del personal del G.I.A.T de la Guardia Civil, se iniciaron gestiones para la localización del propietario y en su caso del conductor de la motocicleta que llevó a cabo el exceso de velocidad, dichas pesquisas dieron sus frutos y el pasado 6 de febrero se procedió a la investigación de un varón de 33 años como supuesto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir una motocicleta que casi triplicaba el límite establecido para esa vía, con el riesgo que esto supone tanto para su integridad física, como para la del resto de usuarios.

Los controles de velocidad se encuentran dentro de las medidas que se llevan a cabo desde la Guardia Civil para la prevención de la siniestralidad vial, que incluyen la supervisión del cumplimiento de los límites de velocidad legalmente establecidos en todas las carreteras de la provincia.

Comentarios