sociedad 

La Jota llora la muerte de Ángeles Montori Bravo 

Homenaje que recibió Ángeles Montori
Homenaje que recibió Ángeles Montori

Este miércoles fallecía en Huesca a los 92 años la gran bailadora, coreógrafa y profesora de jota Ángeles Montori Bravo. Fundadora con otros joteros de la Agrupación Folclórica “Santa Cecilia” formó pareja de baile con Carlos Vidal con quien recibió en el año 2000 la Parrilla de Oro que le concedió el Ayuntamiento de Huesca. Entre sus últimos reconocimientos fue nombrada Académica de Honor de la Academia de las Artes del Folclore y jota de Aragón.

Pablo Gracia, jotero
CORTE GRACIA 1 MONTORI 06

En su haber numerosas coreografías que han llevado a la Jota del siglo XX al siglo XXI; entre ellas “Altoaragón”o “Montearagón” en honor a este emblemático edificio al que tenía especial cariño.

Nacida en Loporzano, esta bailadora y profesora comenzó su andadura en el mundo de la jota con Educación y Descanso, en 1947. Consiguió el primer premio del prestigioso Concurso Nacional de Folclore de Santander, en 1961. Cofundadora de la Agrupación Folclórica Santa Cecilia de la que fue bailadora y, más tarde, coreógrafa y profesora de baile hasta el año 2000. Su jota, medida, precisa, sobria, saltada y punteada, ha creado escuela.

Más de medio siglo bailando y cerca de medio siglo enseñando. De su saber y bien hacer, han bebido miles de alumnos en la Agrupación Santa Cecilia y en la Escuela Municipal de Folclore de Huesca, de la que fue profesora de baile durante 35 años.

La Agrupación Folclórica “Santa Cecilia” le rindió un homenaje en 2015 por su dilatada carrera en este mundo con un espectáculo que se tituló “Una vida bailando. Una vida enseñando”.

Cartel del homenaje a Ángeles Montori
Cartel del homenaje a Ángeles Montori

Ángeles Montori fue una de las fundadoras de la Agrupación Folclórica Santa Cecilia, en 1953, junto a nombres propios de la jota, como Antonio Seral, Agustín Cuello, Antonio Zaragoza, Aurelio Zandundo, Carmelo Betoré, o Sara Villacampa. Durante más de cuatro décadas fue una de sus profesoras de baile. Durante mucho tiempo fue la pareja de baile del también inolvidable Carlos Vidal. Con él recibió en el año 2000, la parrilla de Oro del Ayuntamiento de Huesca.

Comentarios