sanidad

La joven testigo de Jehová, que rechazó una transfusión de sangre, se encuentra ya consciente

Ha sido despertada del coma inducido, tras una operación que se complicó con una peritonitis aguda

Hospital San Jorge de Huesca
Hospital San Jorge de Huesca


La joven de 20 años, testigo de Jehová, que se encontraba en la UCI el hospital San Jorge de Huesca, en un coma inducido tras una operación, al haberse negado a recibir una transfusión de sangre, se encuentra ya consciente y orientada. Fuentes consultadas indican que su estado de salud, todavía delicado, presenta una baja situación de glóbulos rojos, pero ya no necesitaría ninguna transfusión de sangre, y poco a poco responde al tratamiento alternativo que se le aplica en la Unidad de Cuidados Intensivos en la que continúa. En las últimas horas se le habría despertado del coma inducido en el que se encontraba y evoluciona favorablemente.

En el momento en que ingresó en el centro hospitalario para someterse a una operación, informó de que era testigo de Jehová y que no aceptaría un tratamiento de esas características si lo precisaba. Además, indicó que había firmado un Testamento Vital. La operación se agravó con una peritonitis aguda, por lo que hubo que intervenirla de nuevo, pero los médicos se ciñeron a aplicar el protocolo debido a la voluntad mostrada por la joven.

Fue entonces cuando los padres de la paciente, que desconocían la religión que profesa su hija, acudieron a través de su abogado al juzgado de guardia, intentando que se revocase el Testamento Vital, algo que fue desestimado por el juez, porque la Ley de Autonomía del Paciente reconoce el derecho del enfermo a que se respete su Testamento Vital y su negativa a someterse a determinados procedimientos médicos. La Fiscalía, por su parte, habría dado el visto bueno a la resolución y no la recurrió.

Comentarios