DÍA DE ARAGÓN

La misa por San Jorge vuelve a la ermita del cerro

La lluvia deslucía la celebración de San Jorge con varios actos suspendidos, pero la eucaristía congregaba a numerosos fieles

Un momento de la celebración de la misa en la ermita de San Jorge / Rafael Gobantes (Heraldo)
Un momento de la celebración de la misa en la ermita de San Jorge / Rafael Gobantes (Heraldo)

Muchos oscenses esperaban hace tiempo que se reabriera la ermita del cerro de San Jorge. Ese momento llegaba este lunes a las 10:00 horas con la celebración del Día de Aragón. Los vecinos comprobaban entonces las mejoras en iluminación, mobiliario y fachadas del templo y también otras actuaciones menos visibles pero aún más importantes de consolidación de la ladera en la que se asienta. El movimiento geológico del propio cerro obligó a que la iglesia haya permanecido cerrada los últimos dos años sin acoger celebraciones religiosas. Por este motivo, este 23 de abril comenzaba de manera emotiva. 

María Rodrigo, concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Huesca
RODRIGO 1 CERRO 23

La celebración de San Jorge este año tenía esta novedad que despertaba expectación, pero la jornada ofrecía muchas actividades para todo tipo de públicos, centradas en su mayoría en el propio cerro. Una jornada desapacible, con lluvias en las horas centrales del día, deslucía algunos de los actos programados. Numerosos jóvenes toman cada año este espacio verde para juntarse con sus amigos y compartir un buen almuerzo. En algunos casos, también ponen sobre su mesa las botellas de alcohol, aunque el Ayuntamiento sigue intentando ofrecer propuestas de ocio alternativo sin bebida.

RODRIGO 2 CERRO 23

Con ese objetivo, habilitaba una zona joven, con el objetivo de concienciar de la necesidad de disminuir el consumo de alcohol y romper el mito de que la diversión va unida al consumo de bebidas alcohólicas. La degustación de cócteles ‘cero cero’ y las competiciones deportivas eran algunas de las claves, sin olvidar la música. Una charanga animaba a los participantes en la celebración en distintos momentos del día y los cuerpos se movían al son de sesiones de zumba.

Resultaban los principales atractivos entre los jóvenes, pero había para todos. Los niños se encontraban con una jornada absolutamente lúdica con espectáculos de teatro y de circo y juegos tradicionales aragoneses. Por su parte, los mayores disfrutaban de actuaciones de la Coral Oscense y de la Agrupación Folclórica Santa Cecilia. Al margen de estas propuestas que tenían lugar en el cerro, también cabe destacar el concierto de Cristina Rosenvinge en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner a las 20:00 horas.

Las actividades deportivas son uno de los puntos destacados en esta celebración. El día comenzaba con un tono gris en el cielo aunque con una temperatura agradable para disfrutar al aire libre. La carrera y caminata popular San Jorge volvía a completar la meta en el cerro. Del mismo modo, los andarines de la jorgeada llegaban tras ese recorrido que une la capital aragonesa con la ciudad de Huesca, en una muestra de ciudades hermanas.

Comentarios