huesca

La Muestra de Cine Realizado por Mujeres alcanza, en formato "mini" su XX edición

A pesar se la pandemia, se podrán ver de viernes a domingo, tres largometrajes, cinco cortos y tres documentales

Cartel de la XX Muestra de Cine Realizado por Mujeres
Cartel de la XX Muestra de Cine Realizado por Mujeres


Del 18 al 20 de septiembre se va a celebrar en Huesca la vigésima edición de la Muestra de Cine Realizado por Mujeres, que inicialmente estaba preparada para celebrarse del 20 al 29 de marzo. Sus organizadoras habían preparado diez días de espectáculos, que ahora ha habido que recortar. En esta “mini edición”, que se celebrará en el Teatro Olimpia, se proyectarán tres largometrajes, cinco cortometrajes de la Coordinadora de Muestras y Festivales de cine, vídeo y multimedia realizados por mujeres, y tres documentales.

Los largometrajes son Dios es mujer y se llama Petrunya, una película que ha obtenido el premio Lux que concede el parlamento europeo a aquellas películas que contribuyen al debate público europeo; El despertar de las hormigas, primera película de la directora costarricense Antonella Sudasassi, pero es sobre todo un proyecto transmedia más grande que ha podido filmar gracias al programa Talents del Festival de Berlín. Y finalmente, La hija de un ladrón, la brillante primera película de Belén Funes, Goya a la mejor dirección novel y nominada a otros muchos premios. .

Antes de la pandemia ya dieron a conocer a los medios de comunicación la selección de los cinco cortos de TRAMA (Coordinadora de Muestras y Festivales de cine, vídeo y multimedia realizados por mujeres), asociación de ámbito estatal que agrupa a las Muestras de Valencia, Bilbao, Barcelona, Pamplona, Zaragoza y Huesca. Se presentaron un total de 205 cortos en las modalidades de de ficción, documental y corto experimental. Los cinco cortos seleccionados son Benidorm 2017 de Claudia Costafreda, Biznaga de Plata al Mejor Cortometraje de Ficción en el Festival de Málaga; Suc de Síndria de Irene Moray, seleccionado por nosotras antes de alzarse con el Goya al Mejor Corto de Ficción de este año (recordemos que sucedió lo mismo la edición pasada con Cerdita); La caza de Amy Fajardo; Karne de Camila Kater, Mejor Cortometraje Europeo en la SEMINCI de Valladolid en 2019 y Mi hermano Juan, dirigido por Cristina y María José Martín Barcelona, protagonizado por Leonor Watling

Y finalmente habrá tres documentales. En relación con la sexualidad de las mujeres, proyectarán Placer femenino, un documental de Barbara Miller, en colaboración con el IAM y que presentar-a la directora de la institución, María Goikoetxea.

La locura en sus diversas manifestaciones iba a estar presente en la Muestra con dos documentales muy diferentes, pero solo pueden proyectar finalmente, en colaboración con CADIS, Herida(s), un proyecto de dos cineastas vascas Isabel Sáez y Maier Irigoien que, junto a Iker Oiz, nos acercan a la locura desde un punto de vista feminista.

Además, a las organizadoras de la Muestra les gusta Agnés Varda, fallecida el 29 de marzo de 2019, y como homenaje a ella y a todas esas cineastas de los años 60 y 70 proyectarán su gran testamento cinematográfico, un paseo por su larga, fructífera y libre carrera cinematográfica que comenzó en 1955, Varda por Agnes, presentado en el festival de Cannes del año pasado.

La organización de la Muestra de Cine Realizado por Mujeres recuerda que cumplen este año su vigésimo aniversario. Veinte años en los que, contando con el número de proyecciones de este año habrían dado a conocer los trabajos de seiscientas sesenta realizadoras entre cortos, documentales y largos. En esos veinte años, incluido este, habrían venido a Huesca ciento cincuenta mujeres entre directoras, actrices, guionistas, productoras… para presentar y debatir con el público oscense su obra. “Han sido, en definitiva, veinte años de resistencia, fruto de la convicción de un grupo de pioneras del Colectivo Feminista que sin medios, sin dinero y con fundada incertidumbre se empeñaron en visibilizar un cine con mujeres detrás de la cámara, un tipo de cine que apenas existía para la mayoría del público, en el año 2000. Pero lo impensable sucedió, lo que se creía reservado a los relatos apocalípticos, catastrofistas y de ciencia ficción, se hizo realidad real”.