huesca

La Oficina del ARRU abre sus puertas el próximo 17 de agosto

Cuenta con un presupuesto total de 3.231.000 euros financiados por el Ayuntamiento, DGA, el Ministerio de Fomento y los propietarios particulares

Aspecto actual de la calle Desengaño en el Casco histórico
Las subvenciones del ARRU servirán para rehabilitar y renovar zonas del casco antiguo

La última Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Huesca ha aprobado de forma definitiva las bases de las subvenciones para la renovación y rehabilitación de edificios y viviendas dentro del Área de regeneración y renovación urbana (ARRU) de Huesca y se ha informado de que la Oficina del ARRU abrirá sus puertas el próximo 17 de agosto en la plaza López Allué.

El objetivo de estas ayudas es potenciar el uso residencial, asegurando la diversidad social y el realojamiento de la población residente, pero también promover la accesibilidad y mejorar la eficiencia energética.

El ARRU cuenta con un presupuesto total de 3.231.000 euros financiados por el Ayuntamiento de Huesca, el Gobierno de Aragón, el Ministerio de Fomento y los propietarios particulares. De esa cantidad, más de 2,5 millones de euros están dirigidos exclusivamente a ayudas a particulares, el resto del dinero se dedica a obras de reurbanización y al funcionamiento de la Oficina del ARRU.
El ARRU de Huesca, tras la ampliación aprobada el pasado mes de octubre, comprende el Casco Histórico (delimitado por los cosos y la ronda de Montearagón), pero también diferentes calles de los barrios de San Lorenzo y Santo Domingo y de la zona de Barrio Nuevo.

A través de esta convocatoria de ayudas se podrán subvencionar actuaciones de rehabilitación como de renovación. Dentro de las actuaciones de rehabilitación, tanto de viviendas como de edificios, se enmarcan las de mejora de la eficiencia energética y la sostenibilidad, obras de conservación, de mantenimiento, de mejora de la seguridad o de accesibilidad, entre otras.

Se valorarán criterios como la antigüedad del edificio (tendrán preferencia los edificios más antiguos y, salvo casos excepcionales, los terminados antes de 1996), el nivel de renta de los beneficiarios (se dará preferencia a los menores niveles de renta) o la residencia habitual.
En cuanto a las actuaciones de renovación, se incluyen tanto la demolición de edificios, de viviendas e infraviviendas; como la edificación de edificios y viviendas de nueva construcción. También se podrán pedir ayudas para la sustitución de la propiedad.

Comentarios