municipal

La oposición pide reducir impuestos en apoyo a los sectores más afectados por la pandemia

Las propuestas para las ordenanzas fiscales pasan por apoyar a la hostelería y las familias numerosas o aumentar la tasa de declaración de ruina

El PP presentaba sus propuestas para las ordenanzas fiscales del 2022
El PP presentaba sus propuestas para las ordenanzas fiscales del 2022

El pasado viernes, el Ayuntamiento de Huesca presentaba su propuesta para las Ordenanzas Fiscales del ejercicio 2022 que pasan, entre otras, por congelar la mayoría de impuestos. Entre ellos, el IBI, que aporta 18 millones a las arcas municipales.

Ahora han hecho lo propio los partidos de la oposición. El Partido Popular mira por reducir los impuestos, "dada la difícil situación por la que están pasando muchos sectores a raíz de la pandemia"; y, especialmente, al sector de la hostelería. Antonia Alcalá aboga por congelar la tasa de veladores para ellos. También por reducir el IBI un 5%, ya que recordaban que "es uno de los más altos de Aragón y España".

En una línea similar se mostraba Ciudadanos. José Luis Cadena considera que Huesca tiene que hacerse más atractiva en lo empresarial y que un "plus" sería reducir las cargas impositivas. "Creemos que podemos hacer más por aumentar la competitividad", argumentaba su portavoz; con la búsqueda de nuevas empresas, el aumento del consumo y apoyo a colectivos como las familias numerosas.

TELEGRAM

Una de las principales propuestas de Con Huesca pasa por aumentar la tasa de declaración de ruina. "No debemos olvidar que el Casco Antiguo está protegido desde 1971, cuando fue declarado Conjunto Histórico-Artístico, y en la actualidad parece un cementerio urbano, donde cada mes se derriba o se cerca el patrimonio y su entorno, lo que nos diferencia de otras ciudades", apunta Guillermo Boix.

Sus principales apuestas giran además en torno a la reducción en la tasa de basuras para aquellas familias que reciclen la materia orgánica, modificar la ordenanza de bodas civiles para que los vecinos puedan casarse donde quieran, orientar el recibo del agua hacia las personas que convivan en un mismo hogar, apoyar a un sector muy maltratado por la crisis como son los mercados de venta ambulante y potenciar el deporte en la juventud modificando los rangos de edad.

Y desde Vox, Antonio Laborda propone reducir el IBI entre 30 y 40 euros por vivienda, apoyo para las familias numerosas, con la bonificación total de la tasa de aguas, independientemente de los ingresos que tengan; así como en el IBI de sus valores catastrales. También solicitan, para los mayores de 65 años, que se bonifique el ICIO para realizar una reforma en sus domicilios.

Está previsto que el próximo 15 de octubre se dictamine el documento definitivo de las Ordenanzas Fiscales de 2022 y una semana después, se someta a su aprobación en el pleno del Ayuntamiento de Huesca.