HUESCA

La Ordenanza se adapta para ser más permisiva en terrazas fuera del centro

La Comisión de Seguridad Ciudadana acuerda condiciones específicas para los veladores en zonas periféricas

Veladores y terrazas en la calle Pedre Huesca
Veladores y terrazas en la calle Pedre Huesca

La Comisión de Seguridad Ciudadana actualizaba las condiciones de seguridad en las terrazas de bares que estén situadas en zonas no céntricas de Huesca. El paso peatonal libre que deberán respetar en estos casos es de un metro, frente a los tres que se exigen en puntos de gran concentración de mesas, principalmente en el centro. Esta modificación se acordaba este jueves teniendo en cuenta el escaso tránsito peatonal en estas áreas y la suficiente separación entre los veladores. En estos casos, además, la superficie de la acera a ocupar por la terraza puede ser superior al 50%.

La Comisión ha tenido en cuenta que los criterios de la Ordenanza Municipal reguladora de la instalación de terrazas como complemento de la actividad de hostelería, respecto a la limitación de mesas a instalar para garantizar la convivencia y el uso general para el tránsito ciudadano con itinerarios libres de obstáculos, pueden resultar excesivos para las terrazas instaladas en zonas periféricas, cuando no suponen un obstáculo para el tránsito peatonal.

Asimismo se establece que cuando la terraza se sitúe en zona límite de acera con bordillo, los elementos de la terraza deberán separarse del borde de la acera, al menos, 50 centímetros si se trata de zonas con escasa rotación de estacionamientos, al ser espacio suficiente para acceder al vehículo ocasionalmente.

La próxima Junta de Gobierno Local aprobará definitivamente estas condiciones especiales.
Asimismo se modificaba la Ordenanza en materia de sanciones con el objetivo de actualizarla de acuerdo a las modificaciones legislativas producidas desde su aprobación.

El artículo que se modifica es el relativo a la rebaja de sanciones por el reconocimiento de la responsabilidad de las personas denunciadas. La reducción, actualmente del 20 al 30% de la multa, según el momento del proceso sancionador, pasa a ser del 50% si el pago se hace efectivo en cualquier momento anterior a la resolución.

El pago del importe de la multa implicará la terminación del procedimiento y la renuncia a recursos. En todo caso, el pago no afectará a la reposición de la situación alterada o la indemnización por los daños y perjuicios causados por la infracción.

Asimismo, es necesario modificar el importe de las sanciones que recoge la Ordenanza, actualmente establecidas en tramos, y que pasan a tener importes fijos, en función de la gravedad de la infracción, de 100, 200, 250, 300, 750, 1.000, 1.500 y 2.000 euros.

Tras la aprobación por el Pleno municipal de esta modificación, se abrirá un plazo de alegaciones de treinta días para su aprobación definitiva.

Comentarios