CAMBIO  CLIMÁTICO

La provincia se apaga, llega la Hora del Planeta

Edificios públicos y monumentos de la provincia se suman al 'apagón' contra el cambio climático

Imagen de la Estación de Canfranc
Canfranc se suma y no habrá espectáculo de luz y sonido

Localidades como Huesca, Jaca, Canfranc,Sabiñánigo, Aínsa, Barbastro, Binaced, Benabarre, Villanúa o Sabiñánigo, se suman este sábado al ‘apagón’ de La Hora del Planeta a partir de las 20 horas. Hace 11 años nacía esta iniciativa en Sidney como gesto simbólico para llamar la atención sobre el cambio climático y se espera, en esta edición, superar los 12.000 monumentos de 187 países que el año pasado apagaron sus luces.

En Jaca, Barbastro, Benabarre, Sabiñánigo o Huesca apagarán pasadas las 20 horas algunos de sus monumentos o edificios públicos. Jaca lo hará con su ayuntamiento, los fosos de la Ciudadela, la catedral o la Torre del Reloj. Sabiñánigo y Barbastro con la Casa Consistorial y Huesca con el casino y el castillo en Benabarre.  Mientras que Aínsa, Binaced, Villanúa apagarán parte del alumbrado público en determinadas zonas de sus cascos.
Canfranc se suma a la hora del planeta y la luz de la Estación de se apagará de 20.30 a 21.30, por lo que también se suspende el espectáculo de luz y sonido de hoy.

La Hora del Planeta nació hace 11 años, en Sidney, como gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático. Apagar las luces de hogares, edificios y monumentos emblemáticos durante una hora fue la sencilla acción que después articularía un creciente movimiento mundial por el Planeta.
El pasado año participaron miles de ciudades de 187 países del mundo que apagaron más de 12.000 monumentos y edificios icónicos, uniendo a ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones para, entre todos, “cambiar el cambio climático”.

#YoApagoPorunPlanetaVivo

Vivimos el periodo más cálido de la historia, con prolongadas olas de calor y sequías, fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes y desplazamientos de pueblos debido al cambio climático que, además, es ya una de las principales causas de pérdida de biodiversidad. Porque todo está conectado, porque son dos caras de la misma moneda, la Hora del Planeta conectará a cientos de millones de personas en el mundo para que actúen contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.
En 2018, la Hora del Planeta pide una vez más la unión de todos, individuos, ayuntamientos, empresas y organizaciones, para que apaguen la luz porque hay muchas razones para hacerlo.

Comentarios