ejército

La publicación de licitaciones para el Sancho Ramírez pone de manifiesto la continuidad del traslado de la División Castillejos

Para la llegada de los militares es necesario adecuar las instalaciones y acometer diversas mejoras

El cuartel Sancho Ramírez, tras su cierre, cuenta con vigilancia
El cuartel estará en obras dentro de pocos meses

La transformación del cuartel Sancho Ramírez para acoger el traslado del Cuartel General de la División “Castillejos”, su batallón de Cuartel General y del Batallón de Transmisiones II sigue dando pasos. Y se hacen mediante la publicación de diferentes licitaciones de proyectos, que confirman que este espacio va a estar en obras en tan sólo unos meses. En estos momentos, han salido a licitación la adecuación de nuevos vestuarios en la planta 2ª del edificio o el acondicionamiento de un depósito para armas y material sensible.

Para la adecuación de nuevos vestuarios en la 2ª planta de uno de los edificios del acuartelamiento, se ha realizado un presupuesto de 248.500 euros, con un valor estimado del contrato de casi 226.000 euros. El edificio que se acondicionará está situado al este del Patio de Armas del cuarte. Es un edificio exento, rectangular de tres plantas. La obra consistirá en la ampliación en 180 plazas de la capacidad de vestuario en la remodelación del dormitorio. Está previsto distribuir el vestuario con una sala con capacidad para 199 taquillas y dos núcleos de aseos.

Otra licitación tiene que ver con el proyecto de acondicionamiento de locales en otro de los edificios del cuartel para la centralización de las armerías y material sensible de las Unidades que se prevé alojar en el Sancho Ramírez. Tiene un presupuesto base de licitación de 258.400 euros, y un valor estimado de contrato de 235.000 euros, con un plazo de ejecución de cinco meses.

Las obras consistirán en el acondicionamiento de locales para la centralización de las armerías, donde se almacenarán armas ligeras y material sensible, adecentando los mismos y dotándolos de la seguridad necesaria.

La necesidad surge, según la memoria que se ha presentado, debido a que actualmente las armerías y material sensible de las distintas unidades alojadas en dicha zona están centralizadas, pero su superficie es claramente insuficiente para las nuevas necesidades derivadas del traslado de las citadas unidades.

Comentarios