HUESCA

La residencia de la Fundación Rey Ardid creará 75 puestos de trabajo

La previsión es que se ponga en marcha dentro de un año y medio y que sea un referente residencial en el Alto Aragón

Alfonso Vicente, Luis Felipe y Mariví Broto en la colocación de la primera piedra de la nueva residencia Rey Ardid
Alfonso Vicente, Luis Felipe y Mariví Broto en la colocación de la primera piedra de la nueva residencia Rey Ardid

Dentro de un año y medio estará construida la residencia para mayores de la Fundación Rey Ardid con una capacidad total de 190 plazas, contando con 30 de centro de día. Su puesta en marcha significará la creación de 75 puestos de trabajo y una mejora de la atención de necesidades sociales en la provincia. El presidente de la Fundación, Alfonso Vicente, aseguraba que va a ser la mejor residencia que tiene la entidad en todo Aragón.

VICENTE 1 RESI 01

Este viernes se ponía la primera piedra y se enterraba una ‘urna’ donde responsables de la fundación y autoridades políticas como la consejera de Servicios Sociales, María Victoria Broto, y el alcalde de Huesca, Luis Felipe, depositaban los periódicos del día y otros enseres simbólicos. Mostraban su satisfacción y agradecían al grupo inversor que hayan elegido Huesca para esta residencia.

FELIPE 1 RESI 01

Broto hacía balance de resultados de la Ley de Dependencia durante estos cuatro años y citaba el ejemplo de la provincia de Huesca donde se ha incrementado un 60% las personas atendidas, alcanzando casi las nueve mil.

BROTO 1 RESI 01

wer

Las empresas encargadas de materializar este proyecto son Adiante, ICR, GRM y la Fundación Rey Ardid. Cuenta con una inversión de 8,5 millones de euros, y se pone en marcha con el apoyo del Ayuntamiento de Huesca.

La Fundación Rey Ardid, que se encargará de la gestión, ya ha anunciado que será una de las residencias de mayores referentes en el Alto Aragón. Contará con una superficie de 6.300 metros cuadrados, con posibilidad de ampliación en una segunda fase hasta 10.500 metros cuadrados, y supondrá la generación de 90 puestos de trabajo durante su construcción y 75 desde su puesta en marcha.

La residencia contará con servicios generales de cocina, lavandería, sala de estar y de televisión, y habrá, además, trabajador social, consulta médica y enfermería, servicio de podología y peluquería, fisioterapia y gimnasio, además de un amplio jardín y zonas de paseos, juegos en el exterior. Las instalaciones, totalmente accesibles, se distribuyen en unidades de convivencia similares al propio hogar para que los usuarios puedan mantener la máxima autonomía y evitar traslados innecesarios.

Comentarios